Personas-cosa

Sí, creo que además de personas-planta, hay personas-cosa:

Las hay personas-moneda, las que enseñan la cara o la cruz a su antojo, dependiendo del contexto. Pero tienen el doble de cara y el doble de dura. Y son una cruz. Las hay personas-pelota, las que aceptan con gusto las patadas, y escriben al dedillo el dictado de cualquiera con tal de permanecer en el terreno de juego. Pero su sonrisa les delata, porque se desinflan en ella. Se parecen mucho a las personas-veleta, y a las personas-poliedro, pero creo que no son exactamente iguales. También hay personas-farol, que alumbran caminos a la vez que arden y se queman. Y personas-despacho, convencidas que están de ser su mesa, su cargo, su firma, el letrero de la puerta de sus veinte metros cuadrados de impunidad. A veces, coinciden y también son pelota. Alrededor de ellas, las personas-mueble guardan silencio, las personas-antifaz prefieren no mirar a los ojos, y las personas-bozal se callan. Menos mal, que entre tanto contexto de personas-cosa, queda alguna persona-persona.

Habrá más, seguro, y mejores van a ser las que se te ocurran…

Y disculpa mi ausencia. Como puedes leer arriba, tengo mucho trabajo, y no me refiero aquí al de dentro de mi instituto.

Anuncios

Acerca de Juanjo

Profesor de Filosofía

  1. Hay personas “borra-comentarios-de-amigos-de-toda-la-vida-por-error-que-desaniman-a-hacer-más-comentarios-a-los-amigos-de-toda-la-vida”.

    Hay personas “Agirregabirianas”, soberbias, chulescas y amantes de apropiarse intelectualmente de lo ajeno.

    Hay personas que son profesores/as “Chuchescos/as” que no vacilan en ridiculizar a sus alumnos/as tirándoles incluso su examen al suelo.

    ¿Te suenan, J.J., alguno de esos tipos de personas? Un abrazo.

    Un abrazo.

  2. far

    Y no nos olvidemos de las personas-humanas, como dice la tele [y sus personas-personajes].

  3. Abigail Koontz

    De acuerdo con todo…te invito a visitar mi blog y conoceras a otro tipo de personas…..

    un gran saludo

  4. Lola

    También hay personas-orejas, siempre dispuestas escucharte; personas- barandilla, en las que nos podemos apoyar para tomar resuello y seguir; personas-pijamas, para irse a la cama con ellas; personas-alfileres, que te pinchan para hacerte saltar, a veces, en la dirección correcta. Un abrazo.

  5. Maribel

    Magnífica descripción de las personas-cosas de este mundo.
    Creo que no te dejas categorías principales atrás. Existen personas-fantasma (¿o los fantasmas son personas?), que asustan sólo mirarlas, encadenadas a una pesada carga de hipocresía, dobles discursos, falsas sonrisas y sucios juegos.
    ¿Y las personas-círculo? Cuyo pensamiento se rodea a sí mismo, impenetrable e impermeable, circulares como ellas mismas, y recurrentes, como sus propias ideas.
    Me molestan las personas-termómetro, que suben y bajan en función del tiempo, de las circunstancias, de los presentes, del propio interés, del tamaño de sus despachos y sus desdichas….
    Pero disfruto compartiendo espacios, tiempos y vida con las persona-persona, incosificables y tremendamente firmes, honestas, valientes y fuertes. Esas que sabes que siempre están ahí.
    No pierdas demasiado tiempo en juegos de rol. No merece la pena.
    Un abrazo.
    😉

    Ahhhh! Se me olvidaban las personas-bola de cristal. Sin comentarios.

  6. Juanjo, son, ante todo, personas temporales. No ocuparán mucho tiempo en nuestras vidas.

    Un abrazo, persona.

  7. Banyuken, muchas gracias, animado ando…

    ¡Far! Bienvuelta por este sitio, creía que te habías hartado de los blogs y esas cosas, como abandonaste tu casa digital…

    Ricardo, a punto he estado de borrarte también ese comentario 😉 ¿Los jefes de estudio tienen más trabajo dentro del instituto que fuera, verdad amigo? ¡Qué listo has sido! 😉 Un abrazo.

    Abigail, lo visitaría si supiera dónde está tu blog, porque si no escribes la URL al dejar el comentario me lo pones dificilísimo…

    Lola, gracias por plantearlo en positivo, qe falta hace a veces. Un abrazo. (Te debo lo de Fleur Bleue, que no se me olvida. En cuanto tenga tiempo, lo juro) 😉

    Maribel, sabes que eres la persona-persona citada arriba. Yo también disfruto, aunque a veces haya que desahogarse como se pueda. No pierdo el tiempo en esos juegos, ya lo sabes, pero ¡qué trabajito cuesta controlar las palabras…! Un fuerte abrazo.

    Ramón, una alegría enorme me das volviendo por aquí, y por tu blog hace unos días, que se te echaba de menos. Eso espero, que sean temporales, y que no las sustituyan otras de la misma calaña. Un abrazo, amigo.

  8. Maribel

    Gracias, Juanjo, eres muy amable.
    Sé que no pierdes el tiempo en esos menesteres, me consta. Y está bien desahogarse, porque si no, acabaríamos ahogándonos, nada más lejos de nuestro deseo.
    Controlas bien, demasiado prudente has sido.
    Como dice Ramón, un abrazo, persona.
    🙂

  9. Hay personas terremoto… como tú, Juanjo… ¡A mí casi siempre me haces temblar! 🙂

    Y, claro, hay personas columas de mármol, que resisten tanto como las del Partenón, y personas mampostería, que a la primera sacudida (¡o a lo mejor a la segunda!) se caen con ta primera sacudida.

    Por últtimo, estamos los viejos trenes regionales, que casi siempre llegamos con retraso… ¡aunque llegamos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s