Personas-planta

Hay personas-cactus, con espinas por fuera y agua por dentro. Hay personas-jazmín, dispersas, fragantes y efímeras. Hay personas-palmera, con sus frutos muy elevados, para que lleguen muy pocos. Hay personas-rosa, generosas por temporada. Hay personas sin raíces. Hay personas-hierba, ofreciéndose para el descanso ajeno y pisoteadas sin mirar. Hay personas-planta de interior. Hay auténticos alcornoques…

Me he acordado hoy de un proverbio, no sé de qué procedencia: “Se rompe el árbol que no se mueve con el viento”. Y llevo un rato pensando en personas-planta. Si me queréis ayudar…

Anuncios

Acerca de Juanjo

Profesor de Filosofía

  1. ¡Me animo!
    Pues también hay personas-coleo (como mi pequeño Peñita, que ha sobrevivido al granizo más violento de Madrid), que necesitan mucha luz para estar hermosas… ¡y que las quieran!

    Que siga el hilo… ¡o la plantación!

  2. ¿personas-cóleo, con tilde en la ó?

  3. Martín Núñez

    También, creo yo, hay personas-amanita (y avanzo hacia el reino de los hongos, creo que Juanjo, me permitirá la ampliación), algunas venenosas y bellas, otras, deliciosas y “cesareas”.
    Del Libro de las Setas.

  4. Muy bonito este post-greguería. Continúo:

    Hay personas-almendro, que siempre vuelven por navidad.

    Hay personas-trébol, que siempre nos traen buena fortuna.

    Hay personas-flor de pascua, que vienen con una alcancía de puerquito debajo del brazo.

    Hay personas-margarita, sí o no, sí o no, sí o no…

    Hay personas-nomeolvides.

  5. Hay personas nabo, tan huecas que flotan como cualquier objeto nabal.

  6. ¡Esto sí que es divertido! ¿Puedo explorar el mundo de las hortalizas?

    Porque los hay berzas, lechuguinos, judiones, niñ@s repollo que luego acaban siendo el garbanzo negro de la familia o se convierten en princesas con guisante.

    También hay quien se mete en berenjenales, para salir hecho un higo, y quien se lo toma a chufa.

    Y si asociamos las hortalizas a partes del cuerpo, podemos terminar creando un cuadro de Archimboldo.

    Hay quien tiene el pelo de panocha o de color zanahoria. Con la cabeza de pepino, o hueca como una calabaza. Con cara de acelga, nariz como un tomate, pero con labios de fresa (me fui a las frutas otra vez). Las hay con pechos como pimientos y quienes arriman el nabo o la cebolleta =O

    Y, por supuesto, en toda reunión de hortalizas siempre hay quien es más aburrido que una patata o el que acaba siendo “la alegría de la huerta”.

    Chimpón.

  7. ¡¡Qué post tan ecológico!! Me gusta..
    Yo me voy por los frutos secos y los tropicales:
    Hay personas-nuez, duras por fuera pero exquisitas por dentro; hay personas-mango, de nombre, fama y presencia exquisitas pero que luego no saben a nada; hay personas-pipa, que cuando las pruebas crean adicción; hay personas-aguacate, que como no les eches gambas o algo más, son sosas, aburridas, “saborias”…

  8. Yo como profesor a veces me siento un poco castaña…

    yotambiensoyprofesor.blogspot.com

  9. Isabel Aguilera

    Juanjo has sido muy ocurrente y esto engancha.

    Hay personas-muérdago, parásitas de otras.

    Hay personas-hiedra, que se apoyan en otras para trepar y pueden acabar ahogándolas.

    Hay personas-acebo, las recordamos en navidad.

    Hay personas-cardo.

  10. ¡Pero qué buenos sois! Yo estaba en un calejón sin salida, sin más ideas, y me encuentro brillantísimas metáforas. ¡Muchas gracias!

    Ricardo: eliminé tu comentario por error. ¿Si lo quieres intentar otra vez?

    ¡Saludos!

  11. JJ: Tú eres una planta carnívora. Un abrazo.

  12. Jejeje, y tú un cebollino 😉

    Lo siento, amigo, ya ves que me equivoco, aunque Chelucana me tilde por ahí de vanidoso, jejeje.

    ¡Un abrazo, amigo!

  13. Hay personas-planta-de-plástico: falsas desde las raíces hasta las hojas.

    Hay personas-malas-hierbas: arruinan el suelo por el que pisan.

    Hay personas-jazmín, acaparan con su olor todo el espacio por el que pasan.

    Hay personas-opio: crean “adicción”.

    Hay personas-ajo: huelen fuerte y mucho pero son imprescindibles para una buena comida o para espantar las meigas.

    Hay personas-trufa: escasas, sabrosas y valiosas.

    Un abrazo.

  14. ¡Uy! Perdón. Quise decir vaniDios-o, 😉 Que aquí todo se dice a lo grande, con altavoces, ¿no? (Pero eso no lo digo yo. Sólo me hago eco de la voz popular)

    Y si eres una planta carnívora come-comentarios, de paso cómele los dedos al niño, que se pone a jugar con las identidades y mira la que lía. ¡Y eso que no ha hecho más que llegar! 🙂

    Besos

  15. Pues este piel roja va a por el “desplante”.
    Hay personas del “gremio” que “se plantan”, que dicen que ellos ya no van a innovar o a cambiar, total para qué.
    Hay personas “implantadas” unas en otras, que hacen lo que otras ya hicieron que a su vez hicieron otras.
    Hay personas-cepas que son como los mejores vinos que ganan con el tiempo.

    Hay personas-phalloides(setas) que te envenenan lentamente y cuando te enteras, ya estás listo.

    Hay personas-desplantadas de sus tierras, su casas y sus familias por la guerra o la injusticia, por el hambre y la miseria y por la necesidad de creer que es posible alcanzar un mundo mejor.

    Hay personas así y hay plantas que lloran y se quejan.

    Un saludo de un hombre-cactus ( es que estoy sin afeitar).

  16. Maribel

    ¿Conocéis a alguna persona-amapola? Temporal, efímera, intensa, que cuando crece junto a muchas, cambia el color del campo entero.
    Las que sí me llaman la atención son las personas-girasoles. Atractivas pero cambiantes.
    ¿Y las personas-romero? Acércate, acarícialas, permanecerán contigo todo el tiempo que tú quieras.
    🙂

  17. Entre tanto espécimen botánico y “rara avis”, me ha picado la curiosidad de saber qué planta es esa tan extraterrestre que encabeza este post. Un amigo que sabe de esto me lo ha soplado: Rafflesia arnoldii, una planta parásita de las lianas del sureste asiático. No tiene hojas, ni tallos, ni raíces y vive bajo la corteza de las lianas a las que parasita, alimentándose de su savia. Una cosa rara. Pero en el género humano, por desgracia, sobreabundan las “personas-rafflesias”, prepotentes, parásitas y explotadoras.
    Un saludo.

  18. Muy interesante el bog, como siempre. no entraré en el tema de educación… así que me quedo por aquí, oliendo a flores… J.A. Pérez, muy interesantes tus propuestas…

    Personas diente de león, que por mucho que las cuides, en cualquier momento se desmoronan… todos hemos sido diente de león alguna vez, no? pero también el dien de león es capaz de llegar a sitios lejanos…

    personas gervera, capaces dedar una nota de color, una sonirsa en cualquier cualquier ocasión…

  19. Ganas me dan de hablar de personas-animal, pero es que me encantan los animales, y no quiero desprestigiarlos…

  20. No sueltes la “liebre”, Juanjo, que los galgos andan sueltos.

  21. Pingback: Personas-cosa « EFERVESCENTE2H

  22. Me parecio GENIAL tu recopilación. Por favor continúa. Te enviare detalles que encuentre al respecto.

  23. diego bugueño

    gays culiados son mamones por hacer puros poemas 😛

  24. angela papadia

    hola! encantada de leer sus propuestas…comparto algunas:
    hay personas-saman, con fortaleza y generosidad no solo para si mismas sino tambien para los demas.
    hay personas-cardon, guardan tanto para si mismas, que no pueden ni saben dar
    hay personas-rosa, aromaticas y hermosas, pero de quienes nos debemos cuidar
    angela papadia, venezuela

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s