Crónicas de la dirección de un instituto (III): De hacer puzzles con el agua

Ésta gota no es líquida, ésta sí. ¿Encajarán? Cortando a retazos papel absorbente, papiroflexia de la sequía, embudo del pantano común, parecen acoplarse. Pero la piel del melocotón repele y divide el chorro, y lo convierte en gotas. La mejor manera de no poder mojarse más todavía es tirarse de cabeza hasta empaparse. Y recordar que somos líquidos, que por dentro aguantamos la respiración de nuestra acuática existencia. Y hacer conscientes de que el hueso no es un milagro, es una pieza de otro puzzle, de otro horario. 

El silencio del buceo, la compañía por gestos, la búsqueda de aquella gota que falta y la bombona de oxígeno inesperada. Debajo del agua se habla pero no se entiende nada. Y brilla el sol, tamizado. Es un sol líquido, que marca diagonales. Éste sol no es líquido, éste sí. Y a navegar, saltando de ola en “hola”, buscando gotas para hacer un puzzle, encontrando puzzles licuados y cubos de Rubik hundidos en un acuario, mientras un pez naranja, con los ojos espantados, se da cuenta de que ahora, aunque sea por una maldita vez, es el cubo el que está dentro del agua.

Un puzzle con gotas, quiebra definitiva del único espejo natural que existe. En cada una de las piezas, de las gotas, de ese puzzle, el espejo te devuelve la mirada. Y cada vez que nos miramos en un espejo marcamos una señal en el chorreo de nuestra vida. Sólo esa vez, sólo ésa, nos veremos así. Pero esta gota no es líquida, ésta sí. Los puzzles pueden hacerse porque sabemos de antemano cuántas son las piezas y dónde están. En el mar, por supuesto, siempre en el mar, como las llaves de la canción, en el fondo.

La fotografía de arriba es de mi admiradísimo Chema Madoz. Muchísimas gracias, Manuel, por el catálogo.

Anuncios

Acerca de Juanjo

Profesor de Filosofía

  1. Al parecer, compartimos el “objeto” de admiración… Pero los puzzles son “de mentira”… Lo “de verdad” -gotas, soles…- es fluido y se escapa de las manos… y tratamos de poner orden, pero solo queda la estela…
    Saludos

  2. Lo de Chema Madoz es increíble Illaq, si no fuera español, si no fuera madrileño…ya lo reconocerían más. Es un artista impecable, rotundo, maravilloso. Efectivamente, poner orden, o desordenar de otra forma lo naturalmente ordenado. Educación, vamos.
    Saludos.

  3. No hay de qué Juanjo. Y más si acaba sugiriéndote posts como éste. Esta foto de Madoz me trae a la memoria un viejo proyecto que inicié en Lebrija y que consistía en la eleboración colectiva de una lista con 100 OBRAS DE ARTE IMPOSIBLES, INEXPLICABLES E INEXPONIBLES, preguntando a la gente de la calle con una grabadora, a los profesores, a los alumnos, etc. Todavía conservo la lista para hacer algo más con ella. Pero voy a citarte algunas de ellas, porque son muy de “madoz”:
    nº17: “Encontrar a tu doble en la escalera mecánica de El Corte Ingles y en dirección opuesta.”
    nº46: “Sustituir todos los libros por su imagen en el espejo”
    nº49: Consultar el calendario y comprobar horrorizado que se ha comido un día, el día que naciste.”
    nº 70: “Encontrar a alguién que nunca haya visto su propia imagen y mostrársela.”
    Manuel.

  4. Fantásticas ideas Manuel, el arte contra sí mismo, me encanta. Duchampiano a más no poder.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s