Crónicas de la dirección de un instituto (X): De un relevo y un punto y seguido

Me voy. Lo dejo. Voluntariamente, con una sonrisa en la cara y con la convicción y los datos objetivos de haber cumplido la tarea para la que llegué. El equipo directivo que estoy dirigiendo hasta el 30 de junio accedió a la dirección por una urgencia histórica, momentánea, para solucionar una situación puntual y con una sensación de provisionalidad que nos ha permitido correr mucho, muy rápido. Me niego a permanecer en el cargo esperando que llegue la desgana, la desmotivación, la creencia en que es uno y nadie más el generador de buenas ideas. Estoy totalmente convencido de que las direcciones de los centros educativos deben ser una “carrera de relevos”, en las que, cuando toque llevar el testigo hay que correr mucho, pero siempre pensando en una futura entrega. Nunca he creído en los maratones de equipos directivos que se eternizan en el puesto, quiera hacerse cargo de la dirección alguien más o no quiera. Como Servicio Público, sí con mayúsculas, que es la educación, lo único importante que hay en ella son los alumnos y sus familias. He defendido mucho, en diferentes contextos, la necesidad de evitar personalismos directivos exagerados. Efectivamente, es un peligro, y muy serio.

Me toca la retirada voluntaria, el escondite temporal de las miradas, y me queda gestionar el proceso de una transición para un nuevo equipo directivo que debe continuar inflando las velas para que este instituto siga navegando. Y me voy del instituto. No seguiré en él como profesor. Quien me conoce me ha escuchado decir muchas veces que no quiero suponer ningún obstáculo para quien me suceda. Es inmoral permanecer generando miradas de aprobación o no, erigirse en uno de los “expertos” que parecen saber qué hacer en cada momento y que para todo tienen una opinión. No, no puedo quedarme siendo uno más. Así que mejor me voy. Han sido dos años de un trabajo enorme, en cantidad y en resultados, de un auténtico equipo en el que, con Roberto como Jefe de Estudios y José Manuel como Secretario, he tenido la enorme suerte y el orgullo personal de poder trabajar. Ha llegado el momento de decir adiós.

Llevo, si no me equivoco, ocho años aquí ya. Y hay que renovar miradas, encontrar nuevos problemas, otros retos, aventuras pedagógicas con otras soluciones y errores. A día de hoy, literalmente, no sé dónde voy a estar el curso que viene. Las posibilidades son varias. Ya veremos. Pero sí tengo claro que esta profesión es mucho más rica que lo que nos permite ver la acomodación a un determinado destino y tarea. Me voy, insisto, feliz de irme, convencido de hacer lo mejor para el instituto y para mí.

Y gracias, muchas gracias a los que, por e-mail o en este blog, os habéis interesado por saber dónde me escondía y por qué. He necesitado silencio, volverme pequeño. Vuelvo a aprender. Necesito ir hacia lo que no sé.

Anuncios

Acerca de Juanjo

Profesor de Filosofía

  1. Joder Juanjo. No puedo decir que sin ti el Instituto no será lo mismo porque ni lo quiero, ni lo deseo ni, estoy seguro, será así porque la gente con la que has trabajado estos años conforma un buen equipo y sabrán tomar el relevo. Un abrazo, gracias por todo los que nos has enseñado aquí y esperamos tus crónicas donde quiera que te lleve el destino… y la administración.

  2. Saludos Juanjo, … vayas donde quiera que vayas… que sea en hora-buena…

    “Cada vez que un hombre defiende un ideal, actúa para mejorar la suerte de otros, o lucha contra una injusticia, transmite una onda diminuta de esperanza.” Robert Kennedy

  3. “Detrás de cada reto hay un nuevo desafio.”

    ¡Suerte para el futuro”

  4. Suerte en tu nueva vida; arrieros somos…

  5. Aprenderemos también contigo… Ya sabes, le hemos cogido gustito…

    Qué ricos los tiempos de intentos…

  6. Lola

    ¡Suerte Juanjo!

    Y una aventura transoceánica, por ejemplo, ¿no te apetece? Estaría bien, ¿no?
    Has sido un ejemplo de cómo llevar un cargo directivo y ahora de cómo dejarlo.
    Cuéntanos cómo te va en tu nuevo destino, el que sea, ¿vale?

    Un abrazo.

  7. Martín Núñez

    Bueno Juanjo, se han repartido las cartas. Juégalas como mejor sepas, y si tienes alguna mala, pues pones cara de lo contrario. Suerte. Seguiremos tus andanzas, si nos dejas.

  8. Me quito el sombrero. Menudo planteamiento.
    Hay a quien lo que le importa es estar en el poder. A ti lo que te importa es simplemente poder: poder aprender y enseñar, poder hacer cosas para tu comunidad educativa.
    A donde vayas, ojalá que sepan la suerte que tienen de con gente así.

  9. Seguimos… que diría el otro =)

  10. Lu

    Me parece una decisión muy valiente y honesta. Suerte en tu nuevo destino. Mira con qué testigo te enfrentas. Cógelo y corre, pero economiza tus fuerzas.

  11. Importante lo de “ir hacia donde no sé”. Mis mejores deseos, Juanjo, para tu nueva aventura.

  12. Juanjo, te vas pero el poso permanecerá por tiempo, seguro. Cada uno hace su camino y aporta lo que tiene y cuando decide un cambio, me gusta que sea hacia delante, como vas a hacer.
    ¡¡Mucha suerte!!

  13. Te seguiremos por aquí allí donde vayas, dice mucho en tu favor que abandones cargo y centro por los motivos expuestos

  14. ¡Cuánta sensatez, Juanjo!

    Supongo que cuatro años habría sido suficiente. Es lo que anunciaste hace dos. Es probable que la mayoría de los directores de centros como el tuyo inviertan mucho tiempo en apagar fuegos, que les cueste más de un año (y de dos) poner en marcha su proyecto educativo, ver que el trabajo empieza a dar frutos… Eso es lo normal, lo predecible.

    Lo excepcional es permanecer en un estado de efervescencia constante (¿será más bajo tu punto de ebullición?) Y sí, te hemos visto, desde esta ventana abierta al mundo, fluir, bullir,… Quizá lo mejor, lo más inteligente, sea evaporarse, dejando el ambiente impregnado de tus aportaciones, antes que combustionar o llegar a un estado de reposo impropio de tu naturaleza.

    Pero de aquí… ¡no te evapores!

    Un abrazo

  15. Juanjo te deseo mucho éxito en tu nueva andadura, suerte no, porque la suerte es para los mediocres y tú no lo eres. Por lo demás, aunque alguien se negaba a decir eso, yo lo digo alto y claro porque estoy convenciada de ello: SIN TI EL DOMINGUEZ ORTIZ NO SERÁ EL MISMO.

    Sabía yo que algo te estaba pasando, me tenías preocupada, espero que estés feliz y satisfecho contigo mismo, que al fin y al cabo es lo que cuenta, nos vemos pronto en Almería.

    Un abrazo, Montse

  16. Un abrazo, Juanjo. Recuerdo los bríos y compromisos con los que empezaste, las peleas y proyectos que encabezaste en tu instituto, y la lección de coherencia que das ahora con tu reflexión. Dos años, sin embargo, me parecen pocos, aunque esa carrera de relevos que comentas los justifican bien. Para nuestra desgracia, y la de la escuela pública, estamos demasiado acostumbrados a ver a colegas languideciendo eternamente en sus puestos de mando, contagiando a los claustros con su rutinaria parálisis.
    Con mis deseos de verte en nuevos proyectos ilusionantes para todos nosotros.

  17. Cada persona sabe (debe saber) cuándo es el momento de macharse, de volver, de empezar y de terminar. Tú lo sabes. Has llevado un excelente trabajo junto a tu equipo y os queda esa enorme satisfacción. ¡Enhorabuena!

    Pongamos algo de humor en la despedida:

    Siempre has contado con mi humilde apoyo (en algunos exámenes de Latín de C.O.U. especialmente, jajaja)y siempre contarás con él. Lo único que no me agrada de ti es que, incomprensiblemente, no te gusten THE BEATLES. Eres grande (¡y alto, vive Dios!), querido Juan José.

    Un fuerte abrazo.

    P.D.: Estoy muy contento de que dejes la dirección del centro, pues sé que contaré con un nuevo comentarista de mi blog, jajajaja, que te echaba mucho de menos por el parque donde te lesionaste la espalda durmiendo en el tobogán. Ahora, tal vez, puedas actualizar el Relato Educativo 2.0, por donde pulula un extraño personaje: el Sr. Agirregabiriana ese o como leches se llame. Otro abrazo.

  18. ¡vaya!

    suerte en cualquier cosa que emprendas.

    ¿y esa cerveza, cuando?

  19. ¡Qué difícil para algunos! y cuanta sensatez en tu caso. Otro ejemplo de sentido común y otro post para celebrar el haber llegado hasta tu blog.

    Un abrazo y los mejores deseos.

  20. Juanjo, ya me habías comentado lo de dejar la dirección la última vez que nos vimos, pero lo que no sabía es que también dejabas el centro. Ya veremos lo que te tienen preparado por ahí, lo mismo el alcalde en la recepción a la que has ido en la feria te ofrece algo, ¿que no? 🙂
    Mis mejores deseos para tu nueva aventura, sea donde sea, amigo.
    Saludos.

  21. ¡Gracias! Quedan pendientes cervezas y encuentros, queda pendiente saber dónde estaré. Sigo aprendiendo que es, de verdad, lo importante. Se siente uno muy acompañado en esta despedida 😉

    Muchísimos abrazos, más gracias.

  22. Bueno… ya hay mucho dicho, sólo espero que ahora disfrutes de la otra parte de la docencia. Enhorabuena por todo lo que has conseguido y lo que queda por venir.

  23. Muuuucha suerte en esta nueva etapa que vas a empezar!
    Siempre un paso, pequeño o grande, genera inquietud, inseguridad, pero deja huecos para un montón de cosas interesantes. Y seguro que en tu caso es positivo.
    Y como dice Chelucana, de aquí no te evapores!
    Lo dicho, otra vez, SUERTE!

  24. Como casi siempre, llego tarde a tus post. Y como casi siempre, después de leer todos y cada uno de los sentidos comentarios que te dejan, me quedo literalmente desarticulado. Y es que has conseguido aglutinar en torno a este blog tan “efervescente” todo un nutrido grupo de excelentes comentaristas que siempre, siempre tienen algo interesante que aportar. Sin embargo, puedo presumir de una cosa de lo que quizá una gran mayoría de tus “habituales” no puede hacerlo: el haber compartido contigo en persona en el aula y fuera de ella y durante todos estos últimos años, muchas experiencias, muchas confidencias (casi tantas como cervezas) y la ilusión y entusiasmo por hacer las cosas bien y mejor. Es por eso buen amigo que te lo suelto aquí a bocajarro de pielroja (que a lo mejor luego en el Tremendo y mi timidez mediante, no hago) : un lujo de compañero y un lujo de amigo. Procura conservar esa sana provocación, incluso cuando estés o permanezcas en premeditado “silencio”. Al igual que le sucedió a tu admirado Marcel Duchamp…aunque, como bien sabes, siempre hay quien dice que este silencio está “sobrevalorado” y con esto enlazo con el otro post, que tengo que customizar mi tiempo. Suerte y como dice un aforismo africano: “La vida es hoy. Mañana es distinto”.

  25. maría

    Yo también me uno a todas aquellas personas que te desean lo mejor. Además, quiero agradecer lo mucho que me has enseñado, a través de este blog, respecto a las tareas y compromisos que conlleva formar parte de un equipo directivo. Y digo equipo… Allá por junio, en este foro, os conté que iniciaba una etapa como jefa de estudios. Me deseaste suerte y me aconsejabas que disfrutara todos los momentos. Estoy en un centro del Exterior, donde todo es más complejo..Pero, desde el 1 de julio pasado, no hago más que trabajar y, sobre todo, disfrutar y aprender. Mi proyecto también tiene fecha de caducidad y partida a no se sabe dónde… ello también es un estímulo. Tras varios decenios en esto de enseñar y aprender, si de algo me siento orgullosa, es de haber sabido cambiar de aires y empezar casi desde cero cada cierto tiempo. Es un maravilloso ejercicio contra la monotonía, el desánimo, la tendencia a la comodidad y tantos males que afectan a nuestra tropa…
    Que siempre te acompañen las ganas de renovación, de conocer, de aprender, de cumplir con el trabajo, de enseñar, de conocer nuevas gentes y lugares…. y sobre todo, el afecto y los buenos deseos de toda la gente que, seguro, te quiere. Abrazos africanos.

  26. Por el aprecio que te demuestran algo habrás hecho bien en todos estos años.
    Suerte con lo que venga, sea lo que sea.

  27. Consuelo

    Enhorabuena por tu planteamiento de lo que debe ser un director. Lo digo porque yo también estoy en la enseñanza, el director de mi centro lleva 22 años y se presenta otra vez. ¿Te imaginas? Por primera vez hay otro candidato, bueno candidata y es de filosofía. Espero un cambio urgentemente.
    Te deseo lo mejor.

  28. Gracias a todos.

    Tenemos abierto un proceso en el que hay dos candidaturas, absolutamente libres de presentarse. Y os aseguro que es sanísimo no dejar “herederos”, sacudir conciencias en libertad de elección, remover estructuras. Es muy curioso el miedo que puede llegar a generar que la elección sea absolutamente democrática, pactando las reglas del juego con las candidaturas presentadas.

    Aunque la decisión es mía, le he “tirado la pelota” al claustro, que votará en secreto, decidiendo por democracia radical, quién será el próximo director o directora. Creo que es la forma más elegante y justa de irme.

    Manuel, nos vemos en la sede habitual de la tremenda peña. A ver si me lo dices a la cara, jeje.

    Muchísimas gracias a todos, insisto que me siento acompañado en esta marcha.

    ¡Salud!

  29. Juanjo, siempre he dicho que lo tuyo, lo de Andriu y lo de Ricardo (el hecho de dejar voluntariamente un cargo en un equipo directivo) no es lo habitual, la mayoría se apalanca en el cargo y no lo sueltan ni a tiros. Y si lo sueltan es por jubiliación y dejando herederos.

    Corre por ahí la idea de que nadie quiere ser equipo directivo pero es una idea falsa, mucha gente quiere serlo pero no quieren reconocer que quieren. Vivimos en el mundo de las apariencias y en la educación más todavía. Además, los que acaban siendo suelen ir de víctimas, ¡pobrecitos son cargos directivos sin querer, hay que agradecérselo!

    Encima, cuando crees que otra forma de llevar un centro es posible, te tachan de que tienes ansia de poder, aquellos que llevan toda la vida en él instalados. Me parto de risa. En mi centro ya sabes lo que ha pasado, nadie quería y a la primera propuesta no hubo que hacer más. Pero no sólo eso, te cuento el caso de un colegio de mi pueblo. Resulta que el colegio cumplía este año su 25 aniversario. Pues bien, el director se jubilaba y desde la Consejería de Educación le han dado un premio de reconocimiento por su gran labor de llevar 25 años como director del colegio (ojo, que el señor llevaba 25 años y el colegio cumplía 25 años de vida, es decir, que más que un director parecía casi un caudillo). Y no sólo eso, sino que antes de irse dejó su heredero, ¡viva la democracia! Pero todavía hay más, cuando este señor que tanto ha hecho por el colegio y que ya está jubilado se acerca al colegio, mete la mano en su bolsillo, saca las llaves y abre tranquilamente la puerta, ¡es su cortijo, qué le vamos a hacer! Y todo el mundo tan contento, pues nada, que sigan así yo ya estoy cansada de ser siempre la que se queja. La administración está contenta, las familias también, los profes también, pues pa’lante. Ahora bien, que no me vendan luego los valores democráticos porque no pasan de la pantomima.

    Bueno, nos vemos en Almería y lo de criticar a la Administración no lo descarto, pero si tú me das cancha todavía más, jajaja.

    Un saludo, Montse

  30. Me sigue sorprendiendo mi ingenuidad cuando te leo estas cosas, Montse. Ante tanto lobo, tus enérgicas protestas parecen el balido de un manso cordero 😦

  31. Llego tarde, según esa medición tan relativa que se hace del tiempo en Internet. Me gusta leer a la gente que habla con pasión de lo que hace, ya emprenda o desemprenda. Te deseo mucha suerte 🙂

  32. Y tanto que es falsa la idea de que nadie quiere, Montse, y tanto que también lo es que esperan ir de salvadores en solitario. Y ese director se merece una estatua, pero que lo pongan a él, disecado, y así es más realista 😉

    Chelucana, ¿dónde hay lobos? Me he perdido y el bosque no me deja ver los árboles 😉 No, al revés aún veo algo 😀

    ¡Abrazos!

  33. ¡Ostras! Abel, ¡bienvuelto! Estábamos a la vez aquí. Muchísimas gracias, eres un relativista temporal, casi como Einstein, pero con más gracia y menos mala leche 😉

    Un abrazo.

  34. Pingback: Volviendo a crecer: nuevos retos « Efervescente2H

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s