Difícil-fácil

Chema Madoz

Llevo unos días dándole vueltas a observar, absolutamente sorprendido, en distintas situaciones, el significado de dos palabras: “difícil” y “fácil“. Ni que decir tiene que un instituto es un contexto en el que las oyes varias veces al día. Pero no me refiero solamente al contexto educativo con las preguntas que siguen, que me rondan la cabeza y para las que no termino de encontrar respuestas que me gusten del todo. Aplícalas a lo que quieras…

¿La mayoría de cosas no son más fáciles de lo que solemos hacerlas? ¿Por qué las hacemos difíciles? ¿O la mayoría de las cosas son más difíciles de lo que las hacemos normalmente? Entonces ¿por qué las hacemos fáciles? ¿Es difícil que sea fácil? ¿O fácil que sea difícil? ¿O difícil que sea difícil? ¿O fácil que sea fácil?¿Las cosas son difíciles, fáciles o ninguna de las dos posibilidades? ¿Qué quiero decir aquí por “cosas”, “hacemos”, “difícil” o “fácil”? Tú dirás.

Disclaimer: me encuentro filosófico.

La foto de aquí arriba es, otra vez, de Chema Madoz.

Anuncios

Acerca de Juanjo

Profesor de Filosofía

  1. ¡Hola! Me alegro de verte de nuevo por aquí. Evidentemente, la foto es de Chema Madoz… ¡Inconfundible!
    Las preguntas son muy buenas… Me parece que hay cosas “objetivamente” difíciles. ¿A que no me explican sencilla, sumaria y completamente la teoría especial de la relatividad en un post? Pero me temo que la mayoría de las cosas son más fáciles de lo que las hacemos. Quizá nos falte tratarnos como personas, hablar, reducir el BOE, el BOJA y demás BBB… y volver a confiar unas personas en otras (bueno, me parece que esto es también “objetivamente difícil”).
    De todos modos, las cosas difíciles, cuando se hacen entre diversas personas, resultan más fáciles, siempre que, entre esas personas, no haya egos un pelín descomunales… y lo malo es que el género abunda (o esa es mi sensación)… Pero sí, yo creo que todo puede ser más fácil… Mientras tanto, es posible que lo tengamos difícil…
    Saludos

  2. ¡Hola Illaq! Me das una alegría volviendo a leerte aquí. Me he acordado de nuestra mutua admiración por Madoz al poner la foto, recordando que alguna vez me comentaste que compartíamos “objeto” de admiración.

    Yo, desde luego, no sería capaz de explicar la teoría de la relatividad en un post, aunque quizás me das una pista porque en el fondo el post puede tender al “relativismo”, entendido en otro sentido. Esas comillas de tu “objetivamente” me dejan dudando…

    Aunque también creo que todo podría ser más fácil, y que depende de que no lo “hagamos” difícil, lo que casi me deja en el punto de partida de las preguntas de arriba. Porque no tengo del todo claro que la mayoría de las cosas (entiéndanse actividades variadas) sean objetivamente difíciles, sin comillas. Y creo que ahora me ha liado tanta facilidad 😉

    Saludos.

  3. Martín Núñez

    La verdadera dificultad de los sucesos, tal vez, creo que nace en el propio lenguaje, del cual somos presos. También la ignorancia hace las cosas difíciles, y también cuando nos damos cuenta de lo grande que es el mundo de lo desconocido, somos conscientes de lo fácil que es saber lo que no sabemos y por lo tanto conocer las dificultades que existen para fácilmente reconocer que no tenemos ni p… idea de las cosas.

  4. La difícil facilidad que con dificultad facilita lo difícil y que dificulta lo fácil con difícil facilidad…¡Vaya!, creo que me he liado dificultosamente, a ver si puedo volver a lo fácil. Un saludo.

  5. Pues…, durante un tiempo en el que me pagaban por leer, pensar, y escribir acerca de lo que pensaba (¡vaya! eso es parecido a bloguear, ¿no?), terminé colocando un cartel enorme frente a mí que decía “HAZLO SENCILLO”.

    Hacer que las cosas que han de explicarse a terceros resulten comprensibles y fáciles, requiere una enorme habilidad, mucho entrenamiento, una cabeza bien amueblada,… (Yo aún no lo he conseguido).

    Pero todo esto de la sencillez, la simplicidad, el “menos es más”,… no vende muy bien entre los docentes. Y el culto a la dificultad, la complejidad y la “cantidad” es directamente proporcial al nivel académico en el que se ejerce. Luego salimos con el título bajo el brazo de la universidad y lo primero que tenemos que aprender es cómo funciona la máquina de café y la fotocopiadora 🙂

    Nunca he entendido muy bien por qué hay autores que escriben sencillo, fácil y con rigor científico, que son denostados en las universidades y, sin embargo, gozan de un notable éxito en el mundo empresarial, por ejemplo.

    Un saludo fácil

  6. Yo creo que lo tengo un poco más claro (hasta que me liéis, que os conozco). Cuando los alumnos me preguntan si voy a poner el examen fácil o difícil siempre les respondo que depende de ellos. “Si lo sabes, es fácil. Si no lo sabes, es difícil“. Por eso no creo que haya nada “objetivamente” difícil.

    La teoría de la relatividad es fácil cuando la entiendes, incluso la general. Se dice que en tiempos de Einstein solo la comprendían dos personas. Ahora casi todo el mundo comprende los conceptos. Multiplicar llevando por varias cifras era dífícil en primaria, en Bachillerato la mayoría saben hacerlo y dicen que es fácil. Yo digo que es difícil tocar el piano, pero hay gente que lo toca sin mirar. Más difícil aún es tocar las teclas del piano y hacer que suene algo medianamente melódico, y también hay gente que lo hace. A mi me resulta difícil escribir algo sin incluir alguna tontería, pero la mayoría lo hace… en fin, que “fácil” o “difícil” son conceptos totalmente subjetivos.

    Saludos.

  7. Nos conoces, Da-beat. ¡Y te pienso liar! :-)) Con la afirmación “depende de ellos” excluyes un elemento importante del proceso de enseñanza-aprendizaje ¿no crees? Además, es fácil saber lo difícil y desconocer lo fácil (de eso iba mi comentario). El “depende de ellos” implica que si quieres que “sepan” algo, tendrás que adaptar ese proceso de E-A a sus conocimientos previos, a sus capacidades y a su motivación. Y esto no significa “dárselo” fácil.

    He trabajado con técnicos muy cualificados, incapaces de trasmitir sus conocimientos de forma sencilla, para un público no experto. En esos casos, mi tarea consistía en intentar que tradujeran sus mensajes a un público extraterrestres o, en último extremo, poner yo la voz en off. En una entrevista, mientras explicaba las generalidades de un curso, el candidato me preguntó “¿De cuanto tiempo dispongo? Porque esto lo puedo contar en diez hora, una hora o diez minutos”. ¡Fue como encontrar a Einstein! Seguro que él era capaz de explicar la teoría de la relatividad de forma comprensible y coherente tanto a niños como a científicos.

    Saludos relativos 😉

  8. Perdón, la del mensaje anterior era yo :-S

  9. Vamos allá: Me refería al examen, de modo que no creo que excluya a nadie. En el momento del examen, el profesor ya ha tenido que hacer su trabajo, de modo que el examen es fácil si saben hacerlo y es difícil si no saben.

    Ahora bien, que sepan o no depende del trabajo del trimestre y eso no depende solo de ellos, sino entre otros, del profesor. Pero aquí estamos en el mismo caso: ¿Es fácil o difícil explicar algo de manera sencilla? Si sabes hacerlo, es fácil, y si no sabes, es difícil.

    No me has liado lo suficiente para pensar que podemos hablar de un fácil-difícil objetivo. Creo más bien que cuando decimos que algo es fácil objetivamente, lo que queremos decir en realidad es que es fácil estadísticamente, es decir, si prácticamente todo el mundo sabe hacerlo, es Fácil, y si casi nadie lo sabe, es Difícil.

    Una de mis aficiones es anotar frases de los libros que leo. Aquí os dejo un par de ellas:
    · Lo extraño era que cuando uno sabía que podía hacer algo, era más fácil hacerlo. (James Herbert en “La Oscuridad”)
    · Cualquier imbécil sabe como caerse muerto. Lo realmente difícil es sobrevivir. (Stephen King en “Superviviente”)
    · ¿Por qué a todo el mundo le es tan difícil hablarles de sexo a los niños? Lo realmente difícil es hablarles del amor. (Isabel Coixet en “Cosas que nunca te dije”)

  10. qué manera de complicarse la vida!! jajajaja

    es broma….

    la verdad es que lo fácil lo hacemos difícil muchas veces, demasiadas.

    (no soporto a los scholars “difíciles”)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s