Fleur Bleue

¿En un mundo de guerra y violencia, el romanticismo puede existir? Para pensarlo, aquí debajo dejo un corto de animación del director, guionista y escenógrafo francés Thomas Guerigen. Se titula Fleur Bleue, y da para pensar sobre el tema más de lo que parece en una primera lectura.

Anuncios

Acerca de Juanjo

Profesor de Filosofía

  1. En un mundo en que las reglas son como son, salirse de ellas puede salir muy caro!!

    yotambiensoyprofesor.blogspot.com

  2. Lola

    Creo que no es que pueda, es que debe existir. ¿Estaría muy mal un final alternativo? sería menos impactante, pero…humm, no sé,… le daré alguna vuelta más.

  3. Quizás sin este final no tenga sentido… como puede que no lo tenga el color de esa flor, o que nos digan algo esas formas volando…

    Y me callo.

    Gracias Un profesor… Gracias Lola. ¿Para cuándo un blog tuyo, Lola? 😉

  4. Lola

    Bueno, lo he visto otra vez. Oye me encanta el cangrejo. Vaaaale, que sí, que ya sé que ése tiene que ser el final, pero… ¡siempre un pero! ¿no es el pero una resistencia feroz a perder el romanticismo?
    ¿No es el romanticismo una posibilidad de acabar con la violencia?
    ¿Mi blog? Mi blog es éste ¿no? bueno, éste me gusta mucho, si me pongo a uno mío no tengo tiempo de participar en los que me gustan.

  5. El corto es tan bonito como cruel, desde luego.

    Yo creo que el romanticismo, como movimiento artístico, cultural,… tiene mucho de guerra y de violencia, aunque interiorizada. La literatura romántica está plagada de almas atormentadas por sentimientos contradictorios (en guerra), suicidios, asesinatos, duelos, dolor…

    Si te refieres al amor romántico. Éste, además de garantizar la supervivencia de la especie, también tiene un componente de agresión y destrucción. En la bioquímica del amor, además de las feromonas para la atracción, como apuntabas en un comentario a otro post, intervienen otras hormonas como la oxitocina (hormona del amor) y algunas más relacionadas con la agresión (vasopresina, testosterona,…)

    Estamos biológica y culturamente predispuestos hacia el amor y la guerra, condicionados por Eros y Tánatos, por la creación y la destrucción.

    Tarea de los educadores, políticos y sociedad en general será canalizar estos impulsos, ¿no?

  6. Je,je. He vuelto a ver el vídeo después de hacer el comentario. La neurociencia también explica otros aspectos de la atracción, las neuronas espejo responsables de la empatía. Mirad la secuencia del cangrejo.

    Je,je. El fálico prota no busca otra cosa más que amor y aprende. Pero le va fatal.

    Saludos

  7. Por supuesto, Lola, retiro lo de tu blog, mejor escribe aquí 😉

    Quizás el romanticismo parta de la imposibilidad y sin imposibilidad no sea nada, es decir lo romántico es lo imposible, no sé…

    Salirse de la fila, no se te va una…

    No sé si decir ya todo lo que me sugiere, a lo que habéis añadido maravillosas ideas, o esperar un poco más, a ver si plantean más posibilidades… Me lo pienso.

    PD.: Ando contentísimo por esto, y más cansado aún para ser lúcido del todo…

    ¡Gracias Lola! ¡Gracias Salirse de la fila!

  8. Lola

    ¿Podría ser una conclusión, que cuando mejor te lo estás pasando, llega el jefe de turno y te reconvierte en una pieza a su servicio, te aleja de tu playita de las vacaciones, tú vuelves al curro, te creas expectativas positivas y recibes una puñalada trapera de quien no esperabas?

  9. Podría ser, Lola, aunque sea triste, o a lo mejor es romántico 😉

  10. Lola

    Bueno Juanjo, me tienes esperando lo que te sugiere a tí…no tarde mucho ¿vale?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s