No somos chatarra

Juanjo, he estado pensando que mi padre puede ser chatarrero aunque no le guste. Pero un profesor no puede serlo si no le gusta dar clases. Porque mi padre no habla con la chatarra. Y porque nosotros no somos chatarra.

Os doy mi palabra que esta misma mañana me lo ha dicho un alumno, un fantástico gitanito de 1º de ESO, que viene de fracasar en otros institutos. O ellos con él. Lo hacía explicándome su pasado y agradeciéndome cómo lo estamos tratando. Me ha prometido contarme todos los días qué ha pensado la tarde anterior. No tiene ordenador en casa, y le he pedido permiso para publicar aquí esto. Hemos quedado en leerlo el lunes próximo. Si alguno quiere decirle algo os lo agradeceré de corazón. Esta mañana casi se me saltaban las lágrimas.

Anuncios

Acerca de Juanjo

Profesor de Filosofía

  1. Le diría q hace más el que quiere que el que puede. Animo!!!

  2. Yo le diría que, por supuesto, que él no es chatarra y que eso lo tenga siempre bien claro. Sobre todo, que no se le olvide, cuando alguien, que a lo mejor sí es chatarra, quiera hacerle sentir a él que lo es. Lo importante es que él lo tenga claro y no lo olvide nunca porque como lo que es no siempre coincide con lo que debe ser habrá momentos en que los que sí son chatarra quieran hacerle sentir como tal. Un abrazo y adelante.

    Por cierto, ¿cómo se llama ese nene? Un saludo, Montse

  3. Dile que mi parte que es un monstruo, un fenómeno y que siga pensando, que es más listo y reflexiona mejor que tú. ¡Vaya filósofo, el tío! ¿A ver con qué filósofos me encuentro yo…Con tu post ya tengo preparada la clase de Ética de mañana. Por cierto, sin decirme nada me metieron en la Comisión de Mediación, Convivencia y Tutoría afectiva, con lo que me tocará trabajar con el alumnado con más problemas del centro. Me han dado una alegría sin querer; éstos no saben que a mí me va la marcha cantidad…Un abrazo.

  4. Cuando toda la sociedad te trata como chatarra, supongo que se agradece un trato humano, cara a cara.
    A ver cuándo distinguimos entre el éxito académico -el de los estudiantes que acaban la ESO o el Bachiller-, y el éxito humano -chavales que se valoran un poco más y que aprenden a respetar a los demás-, un éxito que no aparece en las estadísticas pero que, como en tu caso, es el que más satisfacción produce.

  5. Pingback: El SER HUMANO Y LA CHATARRA « CUENTOS DE UN FUTURO PERFECTO

  6. Esto sí que es EDUCACIÓN, con mayúsculas. ¡Qué suerte tiene este gitanito de dar con quien ha dado!

  7. Garum

    Así es Juanjo, nos encontramos con perlas como ésta, y con otras muchas que, por no prestar la atención necesaria por “infinitos” motivos, pasan sin que les demos la importancia que merecen.

    Yo le diría a este alumno, al que espero conocer “pronto”, que:

    “Efectívamente, ni tu eres eres chatarra, ni nosostros seríamos profesores si no quisiéramos lo mejor para todos vosotros, pero la pregunta que yo te haría es…

    ¿Qué serías tu, profesor o chatarrero…?

    ¿Qué te gustaría ser…? Aquí estamos…”

    ¡Un abrazo!

  8. Martín Núñez

    Vaya, vaya con “el hijo del chatarrero”. Vaya, vaya con “el señor profesor Juanjo”.
    Vaya, vaya con los niños como éste que pasan desapercibidos. Vaya, vaya con el profesor y profesores, que escuchó y escuchan atentamente a estos niños.
    Enhorabuena Juanjo, enhorabuena pequeño hijo del chatarrero.

  9. Dichoso el árbol que es apenas sensitivo
    y más la piedra dura.

    Rubén Darío

    No, no somos chatarra.

  10. ¡Lo ves, Juanjo! “Al amor subyace más amor”

    “Sin amor incondicional no hay proceso de aprendizaje posible” Lo dijo Eduard Punset, aquí:

    http://www.eduardpunset.es/docs/enlosmedios/semanal20080203.pdf

    “una idea así reivindica la felicidad y el amor como base de la educación. Un niño feliz no sólo es más alegre y tranquilo, sino que es más susceptible de ser educado, porque la felicidad le hace creer que el mundo no es un lugar sombrío, hecho sólo para su mal, sino un lugar en el que merece la pena estar, por extraño que pueda parecer muchas veces. Y no creo que haya una manera mejor de educar a un niño que hacer que se sienta querido. Y el amor es básicamente tratar de ponerse en su lugar.” Lo dijo Gustavo Martín Garzo, aquí:

    http://www.elpais.com/articulo/opinion/educacion/ninos/elpepiopi/20080615elpepiopi_4/Tes

    Y para el alquimista en ciernes: “Sigue así, chico. Estás tomando las riendas de tu vida”

  11. Y acabo de ver en El País una noticia relacionada que pone los pelos de punta:
    http://www.elpais.com/articulo/madrid/colegio/payo/gitano/elpepiespmad/20080916elpmad_5/Tes
    Un saludo.

  12. ¡¡Esas son las cosas que merece la pena escuchar!! Y digo escuchar no oir… Tu chico ha llegado al sitio justo, en el momento oportuno y se ha encontrado con alguien que “escucha” y que seguro no lo va a tratar como “chatarra” sino que le va a demostrar lo mucho que vale, y las posibilidades que tiene… ¡por lo pronto piensa y reflexiona! ¿Hace falta algo más?
    Este post si que es Curso 08/09 en Andalucia y no el mio 😉

  13. pcampillo

    Decirle que si toma un poco de interes, tendra a mucha gente que se preocupe en que consiga un poco más de conocimiento, como se refleja en la cantidad de comentarios, que van llegando, y que se ponga metas a corto plazo, primero aprender lo que pueda este año en 1º, y ya vera como se le van abriendo más puertas. Un saludo y suerte

  14. Muchísimas gracias, de todo corazón, por vuestros ánimos para él. No puedo decir su nombre. Andamos conociénonos y va a ser una alegría tenerlo en el instituto. Me quedo pensando, como alguno plantea, la cantidad de alumnos que se escapan de las manos de este sistema educativo, quizás, justamente, por no tenderles la mano. Cada día me gusta más mi tarea, que ya no sé si es trabajo o aprender, porque aprendo yo más que ellos. Gracias de nuevo, por todo esto tiene sentido ser profesor, madre, padre y hasta director 😉

    El lunes, si quiere por supuesto, le invitaré a responderos.

    Voy a ver si arreglo lo del spam de este blog, que los de wordpress.com hacen lo que quieren…

  15. EPA

    Hola alumno de 1º de E.S.O.,

    Lo de alumno de 1º de E.S.O. es un decir porque tus pensamientos , tus palabras… bien podrían pertenecer al mejor catedrático de cualquier universidad. !Vaya una lección que nos has dado a todos!
    Por cierto, yo espero a la próxima vez que nos vuelvas a dar una lección como la que le comentabas el otro día a Juanjo ;), así que…. no nos defraudes!!!
    Un abrazo fuerte.

  16. Júcaro

    Juanjo, la pregunta que me hago es si este chico tuvo la oportunidad de ser escuchado en esos centros donde “fracasó”.

    Si me lo permites, un abrazo al profe y al alumno.

  17. Jose

    Hay muchos “profesionales de la enseñanza” que se dedican a hacer que chicos como este crean que sus pensamientos e ideas no tienen ningún valor. No se, supongo que será porque tienen temor a que un alumno pueda tener ideas mas brillantes o puntos de vista mas interesantes que ellos.

    ¿No se supone que uno de los objetivos del profesor es lograr que el alumno llegue a ser igual o incluso mejor que el?

    Juanjo. Tenéis que trabajar con este chaval, por lo que parece tiene potencial para que en el futuro no sea “uno mas” de los del barrio. Además, esta en un momento clave, si lo hacéis bien (ustedes y el) su vida puede tener un cambio importante.

    Evidentemente no todo es tarea vuestra, asi que esperemos que haya suerte.

    Saludos.

  18. Después de tantas palabras interesantes que he leído no se me ocurre nada más que decirle. Quizás lo que me gustaría es salir una noche a recoger chatarra con él y su padre en la furgoneta. Seguro que con la chatarra no hablaríamos pero sí entre nosotros. Aprenderíamos muchas cosas y entenderíamos otras muchas más.

  19. En el mensaje anterior era Yolanda jb. Se me escapan mis muchos otros “yos” y aunque le hablo al ordenador, tampoco me escucha.

  20. Buenísima la frase… y esos pensamientos

  21. Gracias por compartir la frase.

  22. Muy bien, chaval. Recuerdalo tú siempre, que la gente con la que tengas que tratar tampoco es chatarra. Ni tus compañeros, ni tus profesores, ni nadie. Si recuerdas siempre esa pequeña lección podrás estar orgulloso porque nadie tuvo que enseñártela, la aprendiste tú solo.

    Un abrazo y mucha suerte.

  23. Ni somos chatarreros, ni vigilantes de un aparcamiento de vehículos. Pero a veces es importante que el alumando dé pruebas de vida para recordárnoslo. Bien por el crío, y bien por quien nos hace llegar esas palabras.

  24. No sabéis bien las ganas que tengo de leer vuestros comentarios con él el lunes y comentarlos. Muchas, muchas gracias. A ver qué se le ocurre deciros por aquí. Tiene todo el mérito del mundo este chaval, y tantos otros. ¿Quién fracasó con él, cómo, por qué? No me atrevo a decir aquí la cantidad de cosas que me cuenta. Miramos el presente y el futuro.

    ¡Saludos y abrazos, y gracias de nuevo!

  25. Genial por tu parte Juanjo porque le has dado la confianza de que te exprese sus pensamientos y lo has escuchado. Decía Antonio Machado que no es un buen maestro el que no se hace amigo de sus alumnos, tú seguro que estás con ese pensamiento, lo demuestras en tu sensibilidad, otro le hubiera dicho al chaval que en clase no se habla y que no dijera tonterías.

    Díle a él que ser persona es muy importante y que el mundo está lleno de buenas personas, sin duda esta reflexión que él hace es de una buena persona.¡Ánimo alumno de primero, has empezado una nueva etapa en tu vida que es la de educarte para saberte defender en el mundo, aprovecha el momento y la oportunidad que te dan en ese centro! Un abrazo a los dos.

  26. Lola, el mérito es de él, y sólo de él, que nos enseña a diario que nuestro trabajo es maravilloso si se tiene la mente y el corazón dispuesto. Quizás la clave esté ahí, en la predisposición. Muchas gracias y un abrazo. Mañana lo leemos.

  27. Maribel

    Gracias a ambos, por contarnos, Juanjo, y a tu alumno por permitir que tu lo hagas. Qué lucidez, que pensamiento tan claro. Ya quisiéramos much@s maestr@s tenerlo claro. No creo que él haya fracasado en otros centros. Más bien pienso que, en el fondo, lo han considerado “chatarra”, y nadie se detuvo a escucharlo, a hacerlo expresar sus sentimientos, a quererlo.
    Enhorabuena.El tiene mucha suerte contigo, pero también es cierto que tu, Juanjo, vas a aprender bastante.
    Un fuerte abrazo.

  28. Yo simplemente le diría: GRACIAS. MUCHAS GRACIAS.

  29. L.

    Hola. hemos vistolo que me dise tanta gente. dise juanjo q son todos amigos. muxas grasias. me gusta este intituto porq hablan muxo conmigo. yo creo que todo er mundo es igual, pero algunos nolo saben. me he sacao un e-mail con juanjo pero no lo uso muxo.
    gracias amigoas

  30. salirsedelafila

    Eres estupendo, L. Claro que sí, todo el mundo es igual, aunque muchos no lo sepan. Qué razón tienes. Pero algunos, a base de ver su imagen reflejada una y otra vez en espejos distorsionados, terminan siendo las personas que no son, que no deberían ser. Es una suerte que estés en este instituto en donde todos hablan mucho contigo. Pero ¿sabes una cosa, L? Algunos otros, cuando les ofrecen la posibilidad de mirarse en otros espejos que proyectan su imagen enfocada y ajustada, no sólo descubren lo que son realmente, sino lo que pueden llegar a ser. Unos descubren al filósofo que llevan dentro, al poeta, al artista o al humanista en que han de convertirse, después de que otros les hayan hecho sentir que son “chatarra”. ¿Y sabes cómo se llama a eso, L? “Resiliencia”.

    Espero saludarte con frecuencia

  31. Yumara Diepa Sánchez, 4º B.

    Desde mi punto de vista, el niño le dice al profesor “nosotros no somos chatarra” porque, desde luego, es distinto el trato que debe tener un chatarrero al trabajar con la chatarra al de un profesor al trabajar con niños.

    Según las palabras del niño, creo que para él el trabajo de un profesor es la enseñanza pero a través de su gusto por los niños y por enseñar. Si no le gusta eso, difícilmente podría hacerlo. Y Si lo hiciese, seguro, no sería de la forma más adecuada.

  32. Judith Ceballos Sosa 4ºA

    Yo creo que el niño dice “nosotros no somos chatarra” porque cuando eres profesor tienes que tratar a los niños con respeto y paciencia al igual que ellos, ya que son seres humanos y tienen sentimientos y les pueden herir segun como le digas las cosas.

    Según las palabras del niño, quiere que además de darle clases, que le escuche y que a parte de profesor pueda tener un amigo

  33. Hola, L. Me alegra que te gusten nuestros comentarios y que te hayas animado a dejar uno.

    En estos días he estado leyendo un librito que se llama “Brújula para navegantes emocionales” de Elsa Punset, y en su prólogo cuenta esto:

    Linda es una mujer extraordinaria, llena de bondad y generosidad hacia los demás, dedicada a la prevención de la violencia en las aulas de Nueva York desde hace más de 25 años. Nos relató aquella noche la historia de uno de sus alumnos, Eugene, al que ella formó para ser estudiante mediador dentro del programa de educación socioemocional, en su escuela del Bronx (los mediadores son figuras clave en muchos programas de educación emocional, alumnos que aprenden las herramientas para ayudar a resolver conflictos entre sus compañeros de clase). Cuando una de las profesoras le preguntó a Eugene qué meta tenía para el futuro, contestó: “seguir vivo a los 21 años”. Tenía entonces 18 años. Al poco tiempo Linda recibió una llamada de la directora de la escuela de Eugene. Le dijo que el chico estaba “en el sitio equivocado en el momento equivocado” y que una bala perdida lo había derribado mientras caminaba por las calles de su barrio. Estaba en el hospital, paralizado de cintura para abajo.

    “Tardé dos días en reunir suficiente coraje para poder ir a verle -cuenta Linda-. Entré en la sala del hospital y entre más de treinte jóvenes en sillas de ruedas, vi a Eugene. Le pregunté: “¿Cómo estás?”. Nunca podré olvidar su respuesta. “No he estado bien hasta ahora, pero esta mañana me he despertado y he decidido encontrar el lugar en mi corazón donde poder perdonar al tipo que disparó la bala”. Atónita, Linda le preguntó: “¿Cómo puedes hacerlo?”, y Eugene contestó: “Me he dado cuenta de que yo podía haber sido ese tipo si no hubiese aprendido que hay caminos mejores”.

    Historias como la de Eugene cobran toda su fuerza cuando se conoce a estos jóvenes, capaces con su esfuerzo personal de mejorar de forma contundente los problemas de disciplina y de convivencia en sus aulas, a pesar de circunstancias personales y sociales a menudo complejas. Básicamente estos niños y jóvenes aprenden a creer en los demás cuando aprenden a creer en sí mismos y en su poder para cambiar el mundo. Y aunque los resultados de estas experiencias apenas empiezan a evaluarse científicamente, todo apunta a que los resultados podrían llegar a ser impactantes, no sólo en el ámbito social y emocional sino también en el académico.

    (¡Ups! ¡Qué largo el comentario) Saludos

  34. Vaya, ¡qué alegría que esto no pare! Supongo, Yumara y Judith, que sóis alumnas de Ricardo. Hoy se le slían los ojos queriendo leer lo que les planteáis.

    Me apunto el libro, Chelucana. Gracias a tod@s. Hay auténticas joyas en los institutos. Quizás sólo se trate de dejar que TODOS lo sean.

    ¡Que es preciosa esta tarea, vamos!

  35. Júcaro

    La diferencia entre ser un alumno fracasado en otros institutos y este chico, nos la ofrece el propio L cuando afirma que le gusta este instituto porque hablan con él.

    Considero que ésta es la clave: hablar, que en este caso, significa conversar, escuchar, respetar. Así de fácil, así de complicado.

    Juanjo, efectivamente, ¡preciosa tarea! Un abrazo

  36. Júcaro, José Luis, muchísimas gracias. Es trágico que las instituciones educativas puedan sumergirse en los silencios y las ignorancias, trágico que la única ignorancia que importe a muchos sea la de los contenidos de los libros. ¿Y las personas?

    Un abrazo.

  37. Minerva F. 4ºA(d)

    El niño comenta ”no somos chatarra” porque él no se siente un objeto aunque lo han hecho sentirse asi en otras escuelas.

    Creo que para el niño el trabajo de un profesor consiste en enseñar todos sus conocimientos, además tener una actitud pasiva con los alumnos y hacer que se sientan como en familia.

  38. Hola. Juan José, evidetemente mi alumna Minverva F. se ha equivocado de lugar al hacer su comentario. Responde a dos preguntas que les planteé en el nuevo blog de Educación Ético-Cívica. De todos modos, me alegro de que haya pasado por aquí. Si no te parece mal, copio el comentario y me lo llevo a el blog que deberías “apadrinar”. Un abrazo.

  39. Apadrinado queda, amigo. No se ha equivocado Minerva. También aquí es, eres, bienvenida. Ojito con copiar el comentario que te lío la de youtubeinfantil, jejeje.

    ¡Un abrazo!

  40. Sabes, Juan José, que soy un tipejo “perencejo” desde hace mucho tiempo.

    Hola, L., soy un profe amigo de Juanjo desde hace muchos años. Eres un fenómeno y más listo que el Dire Juanjo. Sigue pensando, leyendo y escribiendo que vas a ser un tío muy grande. Y cuéntanos a todos/as lo que has pensado. Un abrazo, mi niño (como se dice aquí en Canarias).

  41. Gracias, Ricardo. Por supuestísimo que L. es más listo que yo (una de las pruebas clarísimas es que él no es “Dire”).
    En cuanto pueda volvemos a leer lo que con tantísimo cariño le comentáis.
    Un abrazo.

  42. Isabel Aguilera

    Tantos temarios de oposiciones, tantas programaciones y a nadie le preguntan en los tribunales de oposiciones si le gusta dar clase y hablar con l@s chic@s.

    L, lo has clavao, esto tenía que ser lo primero que preguntaran a tod@s los que quieran dedicarse a esto.

    Haría falta algún L cerca en los tribunales de oposiciones para detectar a l@s mentiros@s.

    Enhorabuena por el buen curso que vais a pasar los dos.

  43. Isabel Aguilera

    Tantos temarios de oposiciones, tantas programaciones y a nadie le preguntan en los tribunales de oposiciones si le gusta dar clase y hablar con l@s chic@s.

    L, lo has clavao, esto tenía que ser lo primero que preguntaran a tod@s los que quieran dedicarse a esto.

    Haría falta algún L cerca en los tribunales de oposiciones para detectar a l@s mentiros@s.

    Enhorabuena por el buen curso que váis a pasar los dos.

  44. Pero, Juanjo, algunos profes acabamos el viernes con las articulaciones de latón… Y entonces necesitaría(mos) a un alumno que nos dijera o que con sus ojos quisiera decir: que no, que no eres chatarra…
    Sí, ya sé que yo soy “la mayor” y tendré que dar ejemplo… Ay, chico, cómo me duelen las rodillas y los hombros este viernes…
    Copiar cien veces: ¡NINGUNO SOMOS CHATARRA!

  45. Gracias Isabel, tú también lo has clavado.

    Efectivamente, Gemma, ninguno, ninguno. Incluidos los profes. Y que te mejores 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s