Leyenda urbana

Tras la plaga de sordos se abolieron los rumores, que, en su viaje, de boca en boca, van comiéndose las orejas.

Así de sugerente es el premiado microrrelato Leyenda urbana, de Miguel Cisneros, al que, tanto en su excelente blog, como en su Twitter, llevo un tiempo leyendo y no para de sorprenderme. Más que recomendable la idea de utilizar todo esto como un soporte para la experimentación literaria. Para la Literatura, con mayúsculas.

Anuncios

Acerca de Juanjo

Profesor de Filosofía

  1. Ya lo dijo… mucha gente, “lo bueno, si breve, dos veces bueno”. Me apunto a la idea de la experimentación. Saludos Juanjo.

  2. Preciso y pleno de sentido. Anoto la dirección para echar algunos vistazos.

  3. Pero, qué decís, si el exceso de comas en apenas una frase hace que el microrrelato tenga un ritmo a destiempo. Además, lo he escrito yo. ¿Será por eso lo del ritmo a destiempo?

    Al final lo pusiste, juanjo. Muchísimas gracias. La verdad es que fue un golpe de ingenio frente al Twitter, y luego, lo del concurso, pues otro golpe, aunque ese de suerte, porque eran tantos los presentados. Esto me ha alegrado el día.

    Muchas gracias a todos por comentar mi obrita.

    Un saludo y varias sonrisas.

  4. Me alegra que os guste. Pero yo lo ví primero ¿eh? 😉

    ¿Ritmo a destiempo Guybrush? No lo creo, a lo mejor porque útimamente estoy desincronizado. Y ¿cómo que al final lo puse? Pero… ¿acaso lo dudabas? jeje. Y no será el último que te tome prestado, ya verás. Es más que un golpe de ingenio. Es un hallazgo total. Me lo sé de memoria. Así empiezan los refranes… Quizás te falte distancia.

    Saludos.

  5. No me gustan los refranes. Y eso que uso uno, o medio, para montar el micro. Si es que tengo una cara… Hallazgo es lo que hacen los espeleólogos, a los cuales, por cierto, parece que les has cogido cierta manía, o extrañeza, o admiración, o simplemente, son estupendos para nombrarlos en el Twitter.

    Saludos.

    pd: en realidad estamos todos sordos.

  6. Ya sabía yo, imaginaba, quería pensar, lo de los refranes… Gracias por confirmarlo. Yo los odio.

    Lo de la espelología no tiene nombre, y mira que la palabra es bonita. Se me escapan del lenguaje. Estoy convencido de que no son humanos. O será que tengo claustrofobia.

    ¿Sordos? Sí, y cada vez más mudos. Y ciegos. Y paralíticos.

    Saludos

  7. No tiene nada que ver con el post (qué bueno el microrrelato, por cierto), pero como es el último post, lo pongo aquí. Soy una profe medio novatilla y cada vez que encuentro blogs de otros profesores a los que les apasiona su trabajo (aunque no sean exclusivamente de educación), más me gusta lo que hacemos. No sé, es una gran satisfacción ver cómo hay tanta gente que se estruja la cabeza para que las cosas puedan ir un poco mejor. En fin, que ahí seguiremos 🙂

  8. Sí que lo es, Lola. Sí que lo es. Es genial lo que hacemos, aunque sea un granito. Espléndido “Lolaberinto” tu blog 🙂

  9. Seo

    Me ha encantado el microrrelato, pero también me ha encantado el uso tan creativo que le habéis dado a eso del Twitter: un servicio que, desde que lo conozco, me ha parecido siempre extremadamente inútil.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s