Crónicas de la dirección de un instituto (VI): De una parada y otras aceleraciones

…temporal, y por falta de tiempo. Tal y como estoy ahora mismo de trabajo, este blog es para mí un artículo de lujo, y voy a echar el freno de mano, a colgar temporalmente el cartel de “vuelvo enseguida”. Se me acumulan el ingente trabajo que da el instituto, preparar e impartir un curso para profesores sobre blogs educativos en el CEP de Sevilla con mis compañeros de Iguales en Las Tres Mil, la gratificante y difícil labor como jurado en el II Premio Espiral de Edublogs 08 (fantástica tarea la de Isidro Vidal coordinando el jurado), la colaboración como ponente, con un taller titulado “El blog y otras estrategias de la web 2.0 para el aprendizaje en un mundo visual”, en el curso de libre configuración La Cultura Visual como un eje del Currículo (doc) de la onubense Facultad de Ciencias de la Educación, las sesiones presenciales del Curso de Formación de Directores (añadidas a las de Moodle), las novedades de la Ley de Educación de Andalucía

Demasiado, demasiadas cosas, urgencias, presencias, perspectivas. Una de las primeras sensaciones cuando uno asume la dirección de un instituto que apuesta por renovar y aportar algo es la de que todo se acelera. Y difícil es no acelerarse uno, y mantener el enfoque, la perspectiva adecuada, la velocidad de crucero. Y ojalá pudieras dividirte, o multiplicarte, porque muchas veces uno ya no se representa sólo a sí mismo. Hace poco me decía el director de un instituto sevillano: “Juanjo, la mayor parte, la más importante de nuestro trabajo, la hacemos fuera del instituto”. Le dije que no estaba de acuerdo, pero que no le faltaba razón si a lo que se refería era a que se convierte uno en representante de una institución, también fuera de ella. Y que es verdad que en determinados despachos externos puede uno conseguir beneficios para sus alumnos. Y esos despachos no tienen hora de entrada y, a veces, tampoco de salida.

No sé si lo he dicho en alguna otra crónica. Pero para dirigir un instituto es imprescindible echarle todas las horas posibles, de trabajo y pensamiento, si es que estos dos conceptos se pueden diferenciar a veces. No, no tengo tiempo, ahora mismo más bien el tiempo me tiene a mí. Detengo aquí, provisionalmente, este blog. Me equivoqué cuando, al asumir la dirección de mi instituto, pensé que no iba a poder mantenerlo. Sí, se puede. Pero más me equivocaría si pensara ahora mismo que no debo dejarlo una temporada. No, no es una “espantada”, como hace poco me hacía reír al comentar Illaq. Pero ya ves, Andriu, no soy fuera de serie: no se puede con todo. Continúo con ganas en todos los frentes, al pie de todos los cañones en los que puedo estar en esta tarea. Convencido de que, en mi “turno” de aportar, tengo que intentar aportar todo lo que pueda contra ese mundo y escuela al revés. Pero ahora mismo, Manuel, los “disparos”, los “cañones”, tienen que ser otros. No sé por cuánto tiempo. Semanas, quizás un mes, dos. No tengo tiempo. Una parada en el camino de este blog. Anunciaré sólo las convocatorias del CIO. Ahí quedó.

La foto de arriba es de Best of?, y la encontré en una página de fotografía sobre Barcelona.

Anuncios

Acerca de Juanjo

Profesor de Filosofía

  1. Hay mucho que hacer, es variado, exige “divertirse” y el resultado puede ser muy gratificante. Bien puede esperar el blog (y quienes por aquí nos acercamos).
    Solo una cosa, un truco tonto: de vez en cuando, hay que detenerse (aunque sean 5 minutos), detener el pensamiento (mente en blanco), respirar hondo y despacio y… ¡adelante!
    Ya contarás…
    Saludos.

  2. Creía que eras capaz de estirar hasta el infinito el tiempo y meterte comprimido en él, con todas las ideas, proyectos y sueños, en los que andas metidos. Y voy yo además y te lanzo un encarguito en el último post de mi blog. No te sientas obligado, que ya me has dado prueba de tu generosidad. Lo único que siento es no vivir cerca de Sevilla para asistir a alguna de las actividades en las que intervienes, y seguir aprendiendo.
    Un abrazo

  3. Pedro Castro Ortega

    Hola Juanjo.

    Soy el director del IES “Fernando de Mena” de Socuéllamos (Ciudad Real).

    Soy ese director “autoritario, abusivo e intransigente” del que ya os habéis formado una idea a través de tantos posts y comentarios (no sé si merezco ser escuchado después de tanto ser vilipendiado).

    He sentido el dolor provocado por algunas personas de mi centro que en esta bitácora, y en otras, se han manifestado (manifestaciones que creo absolutamente legítimas -libertad-, aunque yo no las comparta y crea que razones sobradas tengo para ello).

    Llevas tiempo en esto de la organización a pesar de muchas cosas. Son muchas tus ilusiones (lo creo y así lo manifiestas). Tienes muchas cosas que hacer. Perdona que sea así de críptico, pero me da un poco de grima sabiendo que soy yo el que te cuenta todo esto (por estar enfrentado a otras personas que son habituales y queridas en estos foros…)

    Yo, después de siete años, lo dejo. Se acabó. No merece la pena (no lo querría pero es así).

    La plaza está vacante.

    Yo a ti te deseo lo mejor. Estoy seguro de que irás por prioridades. Seguro de que adoptarás las mejores y conforme a ellas actuarás. ¿Qué pasará cuándo tu período como director expire? ¿Aguantarás?

    Saludos sinceros, de verdad.

    Pedro Castro Ortega

    No te conozco. No creo ni dejo de creer. Las bitácoras son lo que son. Nada más (¿Vertientes?)

  4. Juanjo, lo primero es lo primero. Ya hemos hablado otras veces de esto, pero es la enfermedad de nuestros días: demasiadas cosas que hacer para tan poco tiempo. Después del CIO, yo también me he tomado un pequeño descanso. Y lo siento, porque apenas he participado en el nuevo, lo he seguido, he aprendido, pero no he vuelto a contestar. Suelo dejarlo para los fines de semana, pero este ni siquiera podré. Espero volver a participar la semana que viene.

    Te echaremos de menos, pqeo lo comprendemos.

    Saludos.

  5. David, el tertuliano

    Yo en multitud de ocasiones hago estos parones en mi blog. Ahora bien, no me atrevo a reconocerlo y casi nunca preveo a los lectores de la larga pausa que les espera.
    Seguiré visitando este sitio hasta tener nuevas noticias, Juanjo.
    Saludos

  6. Ánimo, los parones son necesarios en todo blog y en todo blogger.

  7. Illaq: respiraré, dejaré la mente en blanco, no te quepa duda, y tendré en cuenta lo que escribiste sobre el agotamiento laboral. Ya contaré, ya, en cuanto pueda.

    Ángel: ya ves que no puedo, que es imposible y además no se puede. Mira tu e-mail, amigo, que para eso estamos. ¡Ah! Y lo de TCI yo ya no me lo creo de ti. 😉

    Pedro Castro Ortega:
    Antes que nada, quiero agradecerte que te manifiestes aquí, y agradezco que lo hagas, porque estoy firmemente convencido de que hablando, sea el que sea el medio, se arreglan muchas cosas. Además, quería aclararte que tienes este blog entero a tu disposición, para rebatir, discutir, opinar o criticar, lo que consideras que son infundios que se han podido verter aquí sobre tu gestión. Los comentarios de este blog no están moderados, y te aseguro que aquí no se te ha insultado personalmente en ningún momento, ni en ningún otro blog que yo haya visto. Efectivamente, le tengo un cariño especial a esas otras personas a las que aludes, lo que en ningún momento me convierte en tu enemigo. Aquí, como en otros blogs, se han tratado actitudes, procedimientos, hechos, no personas concretas.

    Respecto a la decisión de dejar la dirección te entiendo y la comparto. Yo pienso estar cuatro años, si llego, y ni uno más, porque creo firmemente que es bueno para la institución el aire fresco, y ya sabes que en esto de la dirección de un instituto, el aire se vicia (lo viciamos) rápidamente. Tu alusión a que la plaza está vacante también la entiendo. Es difícil e ingrato asumir esta responsabilidad, el equipo directivo se expone y debe haber sus ciertos “turnos”. No obstante, debemos asumir críticas, desavenencias, desacuerdos, personal en contra, porque va en el puesto, y no creo que eso nos legitime para espetarle a nadie un “pues hazlo tú”. Se trata de nuestra gestión, Pedro, de la nuestra, no de otras posibles.

    Y que conste que yo también te deseo lo mejor. Me pareces dolido, y no te quepa duda de que no encontrarás en mí, ni en ninguno de los que por aquí nos vemos, personas que disfruten con el dolor ajeno. Al contrario. Justamente hemos coincidido porque queremos el máximo beneficio para el máximo número de personas posibles: igualdad, justicia…

    Yo tampoco te conozco, evidentemente. Las bitácoras son precisamente un punto de encuentro, en el que cada uno dice, opina, sugiere y argumenta lo que le da la gana. Justo como creo que debe ser un claustro sano. Eso y la ley por delante, que nos iguala y evita discriminaciones. Y saludos, también sinceros. Espero tu respuesta.

    Da-beat: que usted descanse bien, que el CIO te dejó cansado, vamos como si fuera un claustro real ¿no? Os leeré lo que pueda, que no sé si será mucho.

    David: pues no tiene usted edad para hacer parones, jeje. Lo he publicado porque no quiero que me pase como otra vez. Me he “mal acostumbrado” a publicar mucho. Una vez paré varios días y me mandó un e-amil un amigo que anda fuera preguntando por mi estado de salud. tan cierto como la vida misma. Y gracias por pasarte por aquí.

    Guybrush: gracias por los ánimos. El caso es que tengo más de diez posts en borrador, durmiendo el sueño de la insatisfacción permanente. Pero paro, paro, de parar, no de parir. 😉

    Gracias a todos. Vuelvo a los colores suena en mi salón compulsivamente. Todo un himno.

  8. No creo que sea éste el sitio para solucionar problemas que deberían solucionarse en otro lugar. No obstante, nunca me callo cuando intentan dejarnos por mentirosos y no voy a callarme en un lugar en el que siempre se me ha tratado bien y en el que me he sentido valorada (este blog). Así que allá voy:

    1) En primer lugar quiero hacer hincapié en que no hay que confundir hechos con opiniones. Es verdad que hay distintas formas de entender el mundo, la vida, la educación… Y que muchas veces puede haber parte de razón en diferentes concepciones sobre la realidad. No obstante, una cosa son las opiniones y otra los hechos. Los hechos son los que son y las afirmaciones acerca de los hechos no son opiniones, sino proposiciones que serán o verdaderas o falsas. Si yo digo que estamos en el año 2008 y otra persona dice que estamos en el 2006 sólo una puede tener razón, no se trata de que opinen de formas distintas sino de que los hechos confirmen o desmientan lo que una y la otra dicen.

    2) Una vez aclarado lo anterior. Empezaré diciendo que no es cierto que el director del IES Fernando de Mena de Socuéllamos lleve 7 años como equipo directivo. Es verdad que éste es su séptimo año como director. Pero antes de ser director, y siempre de forma ininterrumpida, fue jefe de estudios y jefe de estudios adjunto. Que yo sepa -insisto doy datos, no opiniones- lleva 12 años seguidos formando parte del equipo directivo de dicho centro. Yo llegué a ese centro en el curso 96/97 y esa persona era jefe de estudios adjunto. Al año siguiente -curso 97/98- pasó a ser jefe de estudios. En el julio del año 2001 -curso 2001/2002- pasó a ser director. Dicha elección se produjo tras un duro enfrentamiento con otro equipo directivo candidato. Vamos que quedó patenté que tenían firmes y LEGÍTIMOS deseos ser equipo directivo. Insisto en esto porque a veces da la impresión de que están ahí por obligación, casi por hacer un favor a la comunidad educativa. Pues no, están ahí libre y voluntariamente, cosa que es absolutamente legítima, pero no es obligatoria. Este mismo director solicitó la renovación para seguir siendo director una segunda legislatura más. Y así ha sido hasta el presente curso académico -2007/2008- que sigue siendo director del centro.

    3) Ahora dice que no va a renovar y es por lo que los hechos dicen parece que es verdad que no ha pedido la renovación y que la plaza de director o directora del centro está vacante. Sin embargo, creo -y esto si es ya una opinión- que no va a abandonar el equipo directivo sino que como otras veces ha ocurrido habrá una rotación de cargos. Lo que significa más de lo mismo. No obstante, si resulta el curso que viene esta persona no ostenta ningún cargo directivo, entonces yo misma haré un post en mi blog en el que diga claramente que me he equivocado. Si esto ocurre me creeré ese supuesto malestar y sufrimiento que causa el cargo si no… ruego me esté permitido dudar de ello.

    4) Sinceramente, tanto sufrimiento no cuadra con el hecho de aferrarse al poder a toda costa. Sin tanto anuncio y tanto victimismo yo sí que me fui. Me fui del centro en el curso 2002-2003 y no volví hasta el curso 2005/2006 (pudiendo haber estado todos esos años, el estar o no estar no es tampoco una opinión son más hechos o datos -se puede ver en la lista de interinos/as y en la lista de funcionarios en prácticas qué lugar ocupaban las/os que vinieron y qué lugar ocupaba yo-). Me fui del instituto de mi pueblo, del instituto en el que estudié BUP y COU como alumna, del instituto en el que quiero estar, del instituto en el que me siento querida por las/os alumnas/os y las madres y los padres, del instituto que está donde está mi casa y mi familia. Y el mundo no se hundió, así que supongo que tampoco pasará nada por irse de un cargo, ¿no? Si es verdad que se quiere dejar, claro.

    5) Cuando me fui, no sólo no pasó nada, sino que fui tremendamente feliz y me sentí valorada y querida, no sólo por las/os alumnos/as y las madres y los padres, sino también por los equipos directivos con los que trabajé. Es más, he trabajado en 5 institutos distintos y sólo he tenido problemas en el IES Fernando de Mena. Otros sólo han trabajado en el IES Fernando de Mena y casi siempre como cargos directivos y dicen que no han tenido problemas con casi nadie. No han tenido problemas en esa perspectiva. Habría que verlos en más institutos y en más posiciones.
    6) Me estoy alargando y usar este blog para lo que no fue concebido. Simplemente quiero decir que nosotros nunca hemos vilipendiado a nadie, ni insultado ni mentido. Hemos mostrado nuestro desacuerdo con ciertas actuaciones, hemos criticado a nivel profesional la actuación de ciertas personas y, estamos dispuestos a aportar datos concretos y documentos -no sólo opiniones ni sentimientos- que sirvan para juzgar si los hechos son verdaderos o falsos.

    7) Juanjo, perdón por el atrevimiento, si consideras que esto está de más aquí ya sabes lo que tienes que hacer. Un abrazo, Montse

  9. Por cierto, Juanjo, espero que tu parada sea corta porque a mí me encanta leerte, así que espero poder hacerlo pronto. Un abrazo, Montse

  10. Pedro Castro Ortega

    Gracias Juanjo. Te lo digo de verdad. No quiero más de lo que humildemente creo que ofreces. No sé si dar una respuesta.

    Y es que, ahí, más arriba, saben más de mí que yo mismo.

    Te agradezco tu opinión en mi página.
    Aunque esto no sea una respuesta creo que hablaremos, ojalá hablemos. Si quieres. De Dirección, de Educación, de muchas cosas. Creo tener (tienes, tenemos, tienen) mucho que decir.

    Por cierto, ¿tantos párrafos para mí? ¿Sólo porque se me ha ocurrido opinar aquí? …ya intuía yo algo de lo que no me iba a librar…

    Ánimo, mucho ánimo.

  11. Un abrazo, Juanjo
    Me alegra tener noticias de tu parón, ahora que acabo de montarme en tu barco. Espero que lo disfrutes y que “afiles bien la sierra” (E. Covey “Los siete hábitos de la gente altamente efectiva”). Y, en ese curso para directores… ¿de verdad que van a potenciar tu liderazgo resonante? ¿Cómo? ¿Dándote un espejo donde mirarte?
    Que disfrutes de tu tan apretada como estimulante agenda. Seguro que lo pasarás bárbaro. ¡Uy! Perdón. Es que estaba leyendo en argentino,… Quería decir, ¡que lo pases muy bien!

  12. Snow

    We¨ll miss you! Hoy mismo le contestaba a un compañero que decía que quería ser millonario para poder dejar el trabajo, que yo lo que necesitaba no era más dinero, sino mucho más tiempo para poder hacer las cosas mejor y hacer muchas más y más placenteras. Te deseo mas tiempo para tí y para que lo compartas con nosotros.
    See you soon!

  13. Montse: no te preocupes, que al fin y al cabo es un post sobre la dirección de un instituto, no está de más que expreses lo que creas conveniente. ¡Y enhorabuena por el recién nacido!

    Pedro: nada que agradecer, di lo que quieras, sin problemas. Cuando quieras hablamos de Dirección, de educación, o de lo que consideres conveniente.

    Chelucana: Pues fíjate que después del último CIO no te esperaba yo por aquí con tan irónico comentario. Precisamente hoy compartía (vía Moodle) este post con un interesante vídeo, de Ramón Castro. Lo de “resonante” y el “espejo”, además de ser una opinión sin conocimiento, no llega a molestar, sinceramente. Trabajo en un instituto de Las Tres Mil Viviendas de Sevilla, y lo digo con orgullo allá por dónde voy, intentando cambiar a positiva la imagen de una zona que es un “safari” para los medios de comunicación. Allí y desde allí, en medio de droga y delincuencia, y con unos jóvenes sometidos a una marginación y violencia social horrible, se hacen otras cosas, a las que llamas “resonante” sin saber, en realidad. Pero no ofende, acepto la crítica de buen grado, opina, opina lo que te parezca, que haces muy bien. No soy yo, sino los profesores y alumnos de mi instituto, los que verán o no “resonancias”, ellos dirán. ¡Ah! Y muy bueno lo de “bárbaro”, que no se te va una.

    Snow: Eso, tiempo, tiempo, time, a ver si te unes uno de estos días a la sede habitual “findesemanera”, que Manuel ya sabes que se ha apuntado, jeje.

  14. Leo por ahí tu voluntad de ejercer de director durante sólo cuatro años. Creo que lo ideal es intentar una segunda legislatura, eso sí respaldada por el claustro. Lo que me parece muy sospechoso éticamente -por utilizar un eufemismo- es que se pueda prorrogar el mandato con sólo someterse al beneplácito de la administración -forma cargarse de forma caciquil cualquier representatividad del claustro y de que la administración vaya asegurándose sus serviles servidores.

    En fin que 8 añitos de mandato democrático es lo suyo.

    Un saludo

  15. Vaya, Juanjo, pero si yo yo había desestimado esa idea primeriza que te avancé en su tiempo… eso de que eras un “fuera de serie”.

    Últimamente mis sospechas iban encaminadas por otro lado: estaba convencido de que eras un farsante, y que en realidad bajo el seudónimo de “Juanjo Muñoz” había un equipo interdisciplinar de trabajo…

    Ahora que anuncias un parón te empiezo a ver ya como algo parecido a un mortal, como el resto de nosotros.

    Sabes que el tema del tiempo me es caro, hasta el punto de que a veces me autofustigo cuando me sorprendo excesivamente obsesionado con ello, diciéndome a mí mismo que algo de enfermizo debe de haber en tanta reiteración.

    Es por ello que tu post me ha “llegado” doblemente.

    Me siento identificado contigo, pese a que mi actividad y nivel de ocupación no llega ni al 29,18% (tal % me persigue últimamente) del tuyo.

    Yo también he tenido últimamente el blog un poco en standby, pues he andado muy liado.

    Y no pienso forzar la maquinaria. Un blog es una ocasión para ser feliz. Nadie nos obliga a publicar a un determinado ritmo, más que nuestra capacidad de disfrute.

    A mí, como a tantos otros, nos apena este parón. Pero lo entiendo perfectamente. Ya verás como los problemas de agenda se pasarán antes de que quieras darte cuenta. Ya verás como antes o después se despejará el horizonte y el peso de tan frenética actividad irá remitiendo. Ya verás como el día menos pensado te sorprendes a ti mismo con un ansia irreprimible de escribir un nuevo post y -helás- con el tiempo para ello. Ya verás.

    Mientras tanto, yo, como tantos otros, seguiremos recalando por aquí, de vez en cuando, aunque sea en silencio, para ver si hay nuevas tuyas. Pero sin impaciencia alguna, sin ánimo alguno de presionarte, aceptando de antemano y comprendiendo que no haya un nuevo post.

    Haces muy bien en parar. El blog personal de uno jamás debe convertirse en fuente de ansiedad. Siempre ha de ser fuente de dicha.

    A veces parar temporalmente un blog es la mejor manera de que siga funcionando.

    ¡Un abrazo muy grande!

  16. Vaya, Juanjo, entiendo que mi mensaje te haya dejado a cuadros, por inesperado. No hay nada de ironía en mis palabras, sólo reconocimiento, aliento y buenos deseos, además del guiño cómplice del “bárbaro”. Supongo que mi falta de habilidad manejando enlaces en el comentario ha hecho que mi mensaje resultara críptico. Desearía aclarar este malentendido de una forma más privada, pero no sé cómo. Así es que, con cierto pudor a airear malentendidos, te explico:

    – No me alegro de tu parón, sino de que nos adviertas de él, tal como tú mismo has comentado más arriba. Me pasa como a “El Principito”, necesito saber cuánto he de esperar,… para no desesperar.

    – Con “afilar la sierra” me refiero al 7º hábito que describe Stephen Covey en su libro (citado en mensaje anterior y un clásico del liderazgo) y que supone lo mismo que vas a hacer tú en estos días: tomarte un respiro para dedicarte a cultivar otros aspectos importantes y saludables de tu vida, la formación, la actividad física, el ocio,… y que te devolverá a tu quehacer diario con aires renovados y fortalecido, sin duda. Un leñador estaba cortando árboles fatigosamente y otra persona que observaba le comentó: “¿Por qué no para un momento y afila la sierra? Seguramente podrá talar muchos más árboles después”. El leñador contestó: “No puedo parar. Tengo mucho trabajo” Pues eso. Que me alegro de que hayas parado para “afilar la sierra”. Insisto.

    – He leído el programa del curso de directores al que tú mismo nos has enlazado en tu post. Me ha llamado la atención que entre los objetivos contemplaran el de “potenciar el liderazgo resonante”. No pretendo hacer alardes ni desplegar mi curriculum, pero conozco muy bien todas las teorías del liderazgo desde McGregor hasta nuestros días, incluyendo la del “liderazgo resonante” de Goleman, Boyatzisy y McKee. Y, bueno, sólo pretendía decir que creo que eres un lider resonante y que en el curso para directores serías, tanto para ti mismo como para el resto de participantes, un buen modelo donde mirarse. Mi error, presuponer que conocías el modelo de liderazgo o el libro de Goleman 😦

    – En mi comentario anterior no he expresado ninguna “opinión sin conocimiento” sino, más bien, he hecho preguntas “por mi desconocimiento”

    – Lo de que disfrutes de tu apretada pero estimulante agenda, supongo que no habrá dado lugar a malentendidos. Sólo me hago eco de lo que tú has compartido y que yo escrupolosamente he ido viendo enlace por enlace. Entiendo que si nos das detalles es porque quieres que sepamos en lo que andas metido y que todo ello es interesante y estimulante para ti.

    – Buscaba la complicidad con el guiño de “bárbaro”, no “guardártela”. Y, es así, tal cual. En este momento tengo unos cuantos interlocutores argentinos y literalmente “leo bastantes en argentino”.

    – Efectivamente, no sé dónde trabajas, pero por lo que he leído aquí, en anteriores CIOs y en el blog de “iguales en las tres mil”, puedo hacerme una idea, créeme. Y, seguramente, tu centro requiera el ejercicio de un liderazgo “resonante”. Vuelvo a insistir.

    – Aunque afirmas no estár ofendido, tu mensaje denota tu malestar obviamente. Deduzco que estás permanentemente expuesto a las críticas, más que a los elogios. Soy enemiga de las críticas, y no creo en la crítica constructiva. La crítica siempre es negativa, requiere un escaso esfuerzo mental (basta con pisotear una idea) y, sin embargo, cuenta con una fuerte aprobación social. Por el contrario, la idea susceptible de ser criticada siempre supone un coste gestarla y con demasiada frecuencia se desestima precipitadamente. Prefiero ejercitar el pensamiento positivo y creativo, generador de ideas, ya lo sabes. Y admito que me resulta más sencillo hacer elogios descriptivos (ya hablé de ellos en el anterior CIO) que a los mismos destinatarios recibirlos. Pero siempre son sinceros, de lo contrario no los haría. Sin duda en nuestro repertorio de habilidades sociales, dar y recibir elogios es una asignatura pendiente. En cualquier caso, disculpas por mi efusividad.

    ¿Puedes releer mi mensaje anterior? Tal vez lo interpretes de otro modo. (Ahora sí es una petición y no una pregunta)

    Saludos

  17. Pues bendita parada. Conociéndote, seguro que vuelves con mayor fuerza. Yo sólo deseo transmitirte mucho ánimo y suerte para tu complicado trabajo. Un abrazo muy fuerte.

  18. ¿Y qué te puedo decir yo ahora que te vas? Te sorprenderá saber que tu forma de concebir tu blog es uno de los temas de conversación entre Chelucana y yo cuando nos reunimos a hacer nuestra página común: http://www.ampalalatina.wordpress.com . Objetivo: decir las cosas tan claras como tú las has dices siempre. Y mira tú por donde ahora se monta este lío que en “carne y hueso” nunca se hubiera dado.

    Si va a ser que la culpable es otra vez “la interné” que dice mi vecino…

    Un abrazo,

    Yolanda jb

  19. Serenus: todos los años, todos, y en junio, el equipo directivo ha decidido someter su continuidad o no, a las decisiones del claustro. Que les basta con mayoría simple, vale así, que prefieren que sea absoluta, también vale. Seguiremos anualmente poniendo nuestros puestos (como equipo unido) a la decisión del claustro. Más ejemplo de democracia docente no se me ocurre. Pero más de cuatro años seguro que no estoy. Con cuatro da tiempo a muchas cosas, y es sana la renovación.

    Andriu: me has hecho reir con lo del equipo interdisciplinar. Ya quisiera yo. En Iguales en las 3000 y en el instituto me he “mal” acostumbrado a trabajar muchísimo en equipo, en equipo de los de verdad. Pero en este blog no hay más “equipo” que mis dedos y lo que se me va ocurriendo plantear. Del tiempo, lamentándolo como puedes imaginarte y sabes, mejor n hablar, porque no tenemos tiempo 😉 Yo a día de hoy, nada.

    Chelucana: lamento muchísimo, y entono el “mea culpa”, no haber entendido en condiciones tu anterior comentario. Había malentendido completamente el sentido, efectivamente por desconocimiento. No puedo más que pedirte disculpas y lamentarlo. A veces cuesta trabajo separar con claridad el claustro real, el CIO, el trabajo diario y este blog, y algo de eso me ha pasado en una respuesta, la mía que era producto de entender mal lo que estaba claramente escrito. Lo lamento, sinceramente. Por mi parte queda más que aclarado.

    Ricardo: no sé si volveré con más fuerza o con menos, ya veremos, de momento voy a toda leche de aquí para allá, aunque todo tiene que ver con lo mismo: Educación, en mayúsculas y para todos/as.

    Yolanda: Ya ves, me voy pero de momento ¿eh? que este blog no está cerrado, sino hibernando. Sí que me sorprende, y mucho, lo que me comentas sobre este blog. Y más me sorprende que me digas que lo digo claro, porque a menudo tengo la sensación de matizar demasiado, de ser oscuro, de que lo que veo claro no se lea claro al otro lado de la pantalla. Ya ves que he intentado manifestar mi error con el comentario anterior de Chelucana. Será “interné”, o que me he equivocado.

    Saludos a tod@s, he respondido tarde y no sé si volveréis a leer este comentario. Literalmente, no he podido hacerlo antes. Y gracias por vuestros ánimos y por vuestra exagerada buena mirada.

  20. ¡Wau! Juanjo. ¡Qué tranquila me dejas! Estaba empezando a preocuparme más por la demora en tu respuesta que por tu “libre interpretación” de mi mensaje. Sentí que algo se estaba quebrando no sé dónde y a partir de qué punto.

    Y ahora que ya estamos aquí, cómodamente alrededor de la mesa camilla y que nadie nos escucha, también te debo una disculpa. ¡Claro que no tienes por qué conocer esos libros a los que aludo! ¡Seré cursi y pretenciosa! Pero, Juanjo, ¡mira que no leer el programa del curso en el que te has inscrito! 😉 Eso es estar liado, sí. Ya lo creo. 🙂 🙂 🙂

    Bueno, espero que el humor nos sirva a todos para reirnos un poco de nosotros mismos y distender el ambiente de esta página, que ha subido de temperatura peligrosamente. 😦 Y así no hay quien descanse, Juanjo. ¿No crees?

    Mil gracias por tu mensaje, por tu visita a nuestro blog y por tu comentario que me ha servido de “aviso”. Me gustaría responderte, pero no allí, porque ya he percibido algún gesto de “no entiendo nada” a mi alrededor y, si lo hago, continuaremos en ese plano paralelo y desconcertante para los lectores habituales de nuestra página. Espero tus indicaciones para la respuesta o, ahora también, la ausencia de ellas, si te parece.

    Y, ahora sí. ¡A descansar! Un abrazo

  21. Bueno, Juanjo, al final te dejé mi comentario en el sitio que Yolanda y yo compartimos.

    Ya. Ya te dejo en paz 🙂

  22. ¡Perfecto Chelucana! Jejeje, me has pillado. No había leído el programa del curso porque suelen ser de cara a la galería, y poco partido se les saca más de una vez. Trabajito me está costando descansar, pero no por este blog, sino por algún otro en el que andamos metidos para cursos, un wiki y millones de historias educacionales fuera del instituto. Y encima lo de dentro ;

    No te preocupes, que lo que no me deja en paz es la mís-TIC-a, que me persigue pero intento escaparme.

    Me alegro de haberlo aclarado. Y feliz cumple-blog.

  23. Hola Juanjo.

    Uno de los comentarios de este post es así: (31-01-2008)
    … Ahora dice que no va a renovar y es por lo que los hechos dicen parece que es verdad que no ha pedido la renovación y que la plaza de director o directora del centro está vacante. Sin embargo, creo -y esto si es ya una opinión- que no va a abandonar el equipo directivo sino que como otras veces ha ocurrido habrá una rotación de cargos. Lo que significa más de lo mismo. No obstante, si resulta el curso que viene esta persona no ostenta ningún cargo directivo, entonces yo misma haré un post en mi blog en el que diga claramente que me he equivocado. Si esto ocurre me creeré ese supuesto malestar y sufrimiento que causa el cargo si no… ruego me esté permitido dudar de ello.

    Un comentario tuyo que seguro recordarás en aquella otra bitácora expresaba (12-06-2007):
    “¿Pero esto qué puñetas es? Me dan auténtico asco esos equipos directivos y los lameculos que los rodean. Visto lo visto ¿habéis pensado cambiar de instituto e iros a uno medio normal? Porque este vuestro parece una medio cárcel-manicomio (con perdón de los presos y enfermos mentales) y un ejército de pelotas sin valor.
    En fin Montse, ¿qué te puedo decir? QUE NO TE DESANIMES, QUE EN LA DISTANCIA FÍSICA ME TIENES CERCA DE CORAZÓN, QUE SI EN ALGO TE PUEDO AYUDAR AQUÍ ESTOY, Y QUE ERES FANTÁSTICA PORQUE TE SALES DEL REBAÑO DE MIERDOS@S. Hay un lema que puede que te ayude: no te calles, el silencio nos hace cómplices. Y MUCHÍÍÍÍSIMO ÁNIMO

    En fin, alguien tiene que ceder…

    Saludos

  24. En fin, Pedro… Sigue buscando tu nombre en Google

  25. Pingback: Es que una vez leí esto:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s