Una parábola

Siete monos blancos se detienen junto a un estanque. Uno de ellos mira a los demás y se suicida. Quedan seis. Los dos menores deciden formar un conjunto flamenco y se ganan la vida cantando bulerías en un bar de Huelva. Otro se alista en el ejército americano y al cabo de los dos años se presenta en Irak vestido de fallera. Quedan tres monos blancos detenidos en un estanque. Empieza a llover. El mono más débil rompe a llorar acordándose de la situación de los indios navajos, y se vuelve ludópata. El más fuerte monta una ferretería, entregando todos los años el diez por ciento de los beneficios a las monjas clarisas. El otro mono evoluciona y se convierte en una sardina enlatada. Queda un mono blanco, aficionado al dominó, detenido junto a un estanque y llorando por los indios navajos. Pasa un caracol a toda velocidad, se detiene y escribe en un árbol: no entiendo nada.

ACTUALIZACIÓN: ¿Me creería alguien si le digo que esta parábola mía la recomiendan en una página titulada “Flamenco Dancing Guitar and Cajon Spanish Music. The best flamenco information on the web”? Me he quedado como el caracol. Y les he dejado un comentario de coña (que está esperando la moderación pero dice así, más o menos: “Oh, it’s really great. I love those white monkeys playing spanish guitar. Thanks”). A ver si, al menos, entienden el inglés. Mirad, mirad.

Anuncios

Acerca de Juanjo

Profesor de Filosofía

  1. Pingback: Flamenco Dancing Guitar and Cajon Spanish Music » Blog Archive » Una parábola

  2. Seo

    No entiendo nada, pero lo más surrealista es lo del blog “FLAMENCO DANCING GUITAR AND CAJON SPANISH MUSIC.THE BEST FLAMENCO INFORMATION ON THE WEB”. De ahí no entiendo nada de nada.

  3. La parábola genial, Juanjo. Muy Lynchiana. Ya sabes que me encantan ese tipo de escritos (creo que llegaste a leer uno mío similar).

    En cuanto a lo del blog con la mejor información sobre Flamenco, mucho me temo que el único que ha leído tu post es un robot, ya sabes, rastrean los blogs y, cuando encuentran la palabra “flamenco”, agregan el post a su blog. Algo que dice mucho de la credibilidad del sitio.

    Cosas de Internet.

  4. Muy Dadá.Incluso el blog “tipical spanish”.¿?. Tal vez una anotación en un diario de Francis Picabia . O un loco recital de Hugo Ball en el Cabaret Voltaire a altas horas en la fría noche de Zürich. Quien sabe…C’est la vie, Rrose Sélavy. Pero ya hace mucho tiempo y el estanque estará seco. El mono blanco abandona su dolor “navajo” para proclamar que ella, su Monna Lisa, su amante eterna , tiene el culo caliente.(L.Q.O.O.Q)

    Manuel.

  5. Sin quitarle mérito a tan surrealista parábola, estoy con Da-beat: este tipo de blogs rastrean posts con determinadas palabras clave, los incluyen automáticamente e insertan publicidad de Adsense. “Hay que invental”, que dicen los cubanos 😉

  6. Raquel

    Me parece una anécdota graciosísima. Ya ves, contribuyendo con la historia del flamenco, y tú sin saberlo… jajaja. Un saludo.

  7. Juanjo, tu parabola se ha vuelto real involucrándose en una historia de robots, páginas de flamenco en inglés y rastreos involuntarios. Ya es inherente, y eso le da más grandeza. ¡Mola!

  8. Pues eso, no entiendo nada. Por lo menos contribuyes a la difusión del flamenco y la tradición valencià de las fallas.

    jeje, algo es algo.

    un saludo.

  9. I’m sorry, le dijo el zorro al Jaguar, How are you?

    Efectivamente, se hizo real, absurdos robots, o absurdos humanos que los programan y que confunden monos con cantaores en esta aceleración tan internaútica de pérdida del sentido. Creo que fue Hegel el que habló de un falso infinito, en el que el “espíritu” en su pleno desarrollo tiene todo accesible, porque todo es él, y es justo entonces cuando todo puede empezar a perder sentido. Pero sólo creo, recuerdo mal 😉

    Duchamp, Manuel, a Duchamp siempre hay que volver, o no irse de él. No hay solución, porque no hay problema, ya lo dijo.

  10. saludos juango sabes que yo no sé nada por eso te pido el favor de que publique este escrito tuyo en mi blog (¿me lo autorizas?) y sino no hemos perdido nada (bueno yo he ganado una buena lectura de tu blog. Tu amigo Heródoto.

  11. Jeremías: no sé quién eres, por tanto no sé si sabes o no sabes nada. Si quieres publicar el texto, tienes autorización, encantado. Sabes que suele hacerse citando la fuente. En cualquier caso, por lo que veo, bienvenido a la blogosfera y ánimo. Un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s