Televisión y violencia de género

No seré precisamente yo el que diga que las televisiones tienen culpa de fomentar la violencia de género. Pero me quedé perplejo hace poco cuando me encontré el programa que aparece en la imagen. Yo tampoco sé si la violencia de género se está convirtiendo o no en un show. Lo que sí tengo claro es que este tipo de televisión no ayuda. ¿Aparecerá el 016 en el programita ése?

Anuncios

Acerca de Juanjo

Profesor de Filosofía

  1. J. A. Pérez

    Una vergüenza.
    Es una serie impresentable. Un insulto a la dignidad humana.

    Insultos, amenazas, faltas de respeto continuas: todo un ejemplo.

    Competir con la tele es muy difícil. Todo el trabajo de un grupo de profesores (educadores) de todo un curso (o más) se pueden ir por el retrete con un sólo capítulo de esta impresentable serie del insulto, de la vejación y de la humillación. Esta serie es un buen caldo de cultivo para pasar de las palabras a la acción; de los insultos a las agresiones y de éstas al asesinato. ¿Dónde están todos esos movimientos tan sensibles a las cuestiones de genero?…

    Juanjo, como decía un amigo mío (Bertol
    Brech):
    “Quien no sabe es un estúpido pero quien sabe y se calla es un criminal”

    Un saludo

  2. J. A. Pérez

    CORRECCIÓN:

    Berthold Brecht

  3. Me parece que somos muchos los que no apreciamos estos programas de TV, pero quienes sí los aprecian son más y, aunque no lo digan, las empresas que poseen las emisoras tienen como principal finalidad ganar dinero. No podemos pedir peras al olmo y todos sabemos que la premisa fundamental para que un programa esté en antena es que tenga mucha audiencia, porque de eso depende que se gane más o menos dinero.
    Así que, en mi opinión, poco vamos a conseguir lamentándonos. Desde un punto de vista educativo (en sentido amplio, ya saben que no estoy en el ajo de la docencia), solo se me ocurre adelantarnos a lo que nos echan. Supone un sacrificio: ver aquello que no nos gusta pero que sí ven alumnos, hijos, etc., y después, suscitar la crítica. Como toda actividad educativa, carece de garantías de resultados (ahí fallan todos los programas de evaluación de calidad inspirados por economistas -que son la mayoría-), pero me parece que no hay otra forma de combatirlo. Y digo “suscitar”, porque me parece que la verdadera crítica no puede hacerla el educador, sino que tiene que partir del educando. Y, aunque sé que no hay garantías, sí creo que puede dar resultado, sobre todo teniendo en cuenta que hay un rechazo popular (teórico, al menos) de las actitudes violentas, sean físicas o “psicológicas” (¿hay algo “psicológico” que no sea “físico”?) y ese rechazo es aprovechable para criticar la parodia…
    En fin, como siempre, me he enrollado… Disculpad.
    Saludos

  4. Nada que disculpar, Illaq, al revés. Una vez más ofreces una salida. Coincido en apartarnos del lamento e intentar buscar estrategias para paliar, en lo posible, esta invasión de porquería. Porque también es cierto lo que plantea J.A. Pérez: van en contra del trabajo diario.

    ¡Saludos!

  5. Manuel Sanz

    Es un programa repugnante. Como bien dice J. A. Perez, es un insulto a la dignidad humana y ningún organismo dice nada. Eso no les importa, eso no da votos. Es vergonzoso que en España tengamos tanta televisión basura que “tanto bien” está haciendo a los jóvenes. Así nos va.
    Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s