Estoy harto…

HartoEstoy harto de que demasiados conductores quieran hacer coincidir el momento en que el semáforo se pone en verde con el sonido de su pito. De que haga calor en octubre. De que me llamen por teléfono ocultando el número para venderme cualquier cosa. De la porquería de televisión que emiten. De las ofertas electoralistas de nuestros políticos. De que la gente proteste y luego no vote. De que dé igual votar a unos u otros. De que se establezcan tertulias de todo tipo en medio del carril bici. De que repartir cualquier cosa sea un salvoconducto para aparcar donde al repartidor le dé la gana. De que mi jazmín dé flores cuando no debe y se quede mustio cuando debe florecer.

Estoy harto de dar los buenos días en las tiendas y de que nadie responda. De que crean que a partir de los sesenta años automáticamente les está permitido colarse en la cola del supermercado. De que los bancos estén totalmente convencidos de que somos imbéciles. Del folklore oficial sevillano. De que crean que en mi buzón caben miles de folletos publicitarios. De que se funda la luz del portal y siempre tenga que arreglarla el mismo. De que se me desinfle la rueda de la bici. De que me cuenten varias veces lo mismo. De Carlos Herrera. De que llueva los viernes. De Jose Antonio Marina. De que Sevilla esté en obras. Del spam. De que varios electrodomésticos se pongan de acuerdo para estropearse a la vez. De que el técnico cobre por “desplazamiento” como si hubiera alquilado un Rolls Royce para venir a arreglar una lavadora. De Matías Prats. Y de que vendan un pan muy malo.

Es bonito estar harto de algunas cosas, siempre que uno lo sepa. Pero ¿se sabe siempre? Y tú, ¿de qué estás harto/a?

La imagen de arriba la tomo prestada de otro, que también está harto.

Anuncios

Acerca de Juanjo

Profesor de Filosofía

  1. snow

    Me apunto y además añado: estoy harta de que supuestamente vivamos en el siglo XXI y parezca que lo hacemos en el XVIII para algunos temas,por ejemplo que quieras informarte de algún horario de autobús (Damas o servicio de aeropuerto) y la página web diga unos horarios que luego te dicen por teléfono que no sirven, o que no digan nada y por teléfono (5 lineas) no contesten a pesar de la insistencia; que para matricular al niño en el colegio tengas que llegar tarde al trabajo dos dias, uno para recoger el formulario de matricula y otro para entregarlo; que los supuestos profesionales (albañiles, fontaneros, ..) lleguen cuando les da la gana, ni se disculpen, hagan lo que les salga de sus partes y además cobren como si se hubiesen graduado en Yale; también hartita de sentirme responsable del calentemiento global, la desertización, y todo el desgaste del planeta tierra sin que los gobiernos hagan lo que deben por solucionarlo.
    Lo voy a dejar por que creo que ya me he desahogado bastante por hoy. Y además estoy harta de quejarme y sentime mal por pensar que no tengo derecho a hacerlo.

  2. La lista de “jarturas” podría multiplicarse hasta el infinito. Casi tanto como las estupideces cometidas por personas estúpidas en el mundo. Pero claro, este número aunque inconmensurable será irremediablemente finito, porque el número de estupideces cometidas por el “ homo stúpidus” es computable, finito. El hacer una lista sería una nueva estupidez, porque verdaderamente infravaloramos el verdadero potencial “progre-nocivo” de las personas y actos estúpidos: en el autobús, en la cola del cine, en el semáforo, en la barra del bar, en el claustro de profesores o en el congreso de diputados. El estúpido ha colonizado todos los habitats, todos los ecosistemas. Está infiltrado como un virus en el tejido de la sociedad. Ha prosperado y mutado.Es implacable. Uno podría ser estúpido casi sin saberlo. Sería una tarea kafkiana identificarlo. Pero sobre este asunto ya hemos hablado una “jartá”. Así que voy a darle la vuelta a la pregunta y voy decir de lo que NUNCA me hartaré:
    • De una buena y alegre conversación.
    • De los amigos y amigas.
    • De tener sueños y hacer lo posible por cumplirlos.
    • De denunciar las injusticias.
    • De no seguir la manada, por mucho verde que me pongan delante.
    • De un buen libro.
    • De escuchar una y otra vez esa canción que nunca saldrá en los “40”.
    • De tener curiosidad.
    • De aprender a aprender cada día.
    • De la sonrisa o fantasía de un niño.
    • De la inteligencia práctica.
    • De la sencillez en sus múltiples facetas.
    • De la imaginación de cada día y de cada momento.
    • De las maravillas de la naturaleza, de la Diversidad.
    • Del Arte, no sólo del Museo, sino como Vida, como forma de comprensión y pensamiento.
    • Del milagro de la vida, sobre todo cuando llegas a pensar que la propia vida es estúpida llevándose bruscamente a un amigo para siempre y te preguntas mil veces por qué y a qué estúpida ley no escrita puede obedecer.

    PD. Juanjo, hablas de que estas harto de las tertulias en medio del carril bici. Pues agarraté: el curso pasado en el carril paralelo a la Avda. de La Paz, camino del instituto había dos parroquianos ( uno de ellos con un puro que parecía una alcayata humana humeante, de lo delgado que estaba y el otro con su bastón y sombrerillo patriarcal) sentados ¡en un sofá ¡ de tres plazas atravesado en medio del carril-bici con todo un inmenso descampado alrededor donde ponerlo. Lo habían pillado de un contenedor cercano y ¡ea!, lo arrastraron unos metros , se cansaron y dijeron ¡aquí mismo! Se vé que la edad les afectaba también a los oídos por que el timbre no conseguía atravesar el panal de cera que tendrían en las orejas. Cuando sorteé el obstáculo me miraron riéndose y llevándose las manos a la cabeza como dando a entender que no se habían dado cuenta de dónde colocaban el mueble. Pero vamos, que siguieron allí cuando me alejaba con la bici. Cuando volví a pasar por allí a la vuelta, el sofá sencillamente no estaba, había desaparecido. Tampoco la alcayata humeante y el tres patas con sombrero. C’est la Vie. C’est Las Tres Mil, mon amí.

  3. Quiero felicitarte por tu blog que, por supuesto, no es de filosofía.

  4. Y esta cita es magnífica: Todas las teorías son legítimas y ninguna tiene importancia. Lo que importa es lo que se hace con ellas. (Jorge Luis Borges)

  5. Estoy harto de tener que estar harto (aquí cabe todo lo que me hace tener que estar harto, incluido tener que estar harto)

    Un saludo.

  6. Mejor no empiezo… Además, como no voto, no estaría bien. (¿Puedo quejarme de no tener a quién votar?)

  7. Snow, menos mal que Manuel te ofrece el complemento de lasno harturas, ¡qué buena pareja! 😉 Y desahógate, que para ahogarnos ya está la ciudad-coche ésta.
    Gracias por compartir vuestras múliples harturas (hasta la de la hartura Guybrush, y las de las no harturas, Manuel). Tampoco me hartaré yo de lo que dices Manuel. Los del carril bici que cuentas me los imagino, muy típico, una pena que no haya foto ¿o la hay?
    Maistro, muchas gracias y bienvenido.

    No, no Da-Beat, si relees el post verás que creo que estoy tan harto como tú: “De que la gente proteste y luego no vote. De que dé igual votar a unos u otros”. La segunda parte tómala como no tener a quién votar, que a fin de cuentas es lo mismo.

  8. Manuel Sanz

    Estoy harto:
    -De la poca Educación que hay en general.
    -De la descortesía
    -De la confusión del orden y la disciplina
    -Del deshuso de nuestras autoridades de la palabra Esfuerso, superación.
    -Del poco amor al trabajo bien hecho.
    -Del fomento del “Pillismo”
    -Del egoismo exacerbado.
    -Del ladrón de cuello-blanco que jamás va a la cárcel
    -De las mentiras de nuestros políticos
    -Del pasotismo de la mayoría de los sevillanos que ven como destruyen su ciudad y se quedan igual.
    -De la poca seriedad que hay en lo que se dice.
    -De llamar a cualquier operario y viene cuando le da la gana
    -Del poco compromiso.
    Y de más cosas que me dejo en el tintero porque a medida que las escribos me voy enfandando y quiero dormir tranquilo. Saludos

  9. No, Juanjo. No llevaba la cámara. Me queda grabada la imagen en el disco duro. Puro “neorealismo” del sur.Hubiera sido una foto antológica. Lástima.
    Por cierto ¿Tú tambien con las “caritas” amarillas?… Pues no pico como piqué con con los rayos y centellas de Da-beat, que se las sabe todas.

  10. Esperanza (anónima)

    Me gustaría estar sólo harta como vosotros pero hoy estoy ya quemada. Tengo que escribir la programación de un curso de compensatoria singular en un ies de mi Vallekas profundo y sólo se me ocurre escribir mentiras. Tengo la impotencia a flor de piel por haber creído que tantas cosas son posibles …

  11. Ufff. Leído así, coincido con gran parte de las cosas que dices, sobre todo con lo del spam, los mayores de 60 años y lo de los buenos días, solo que en mi caso lo trasladamos al bus, donde los conductores (algunos, no todos) no suelen responderme a los saludos.

  12. Manuel Sanz: menos mal que a ratos se quita la hartura ¿verdad?

    Manuel: 🙂 😉 no 😦 Una pena no llevar la cámara.

    Esperanza: créeme que sé de qué hablas, ánimo, ánimo y escribe tranquilamente aquí lo que quieras

    Buentes: ¿Hay conductores en los autobuses? Uys, serán los que creen que gobiernan barcos y pitan hasta romperte los tímpanos. Ya decía yo.

  13. que buen chiste es tu blog
    esta bien padre
    suerte¡

  14. Yo estoy harta de sentirme un bicho raro los días que salgo de marcha. ¿A nadie le gusta simplemente salir a bailar sin tener que ponerse hasta arriba de alcohol y drogas?

  15. Inmaculada

    harta ya de estar harta, ya me cansé… decia la letra de una canción de Serrat??

  16. Estoy harta de:
    -Tener que ser políticamente correcta.
    -De las pseudopolíticas de izquierdas.
    -Del equipo directivo de mi instituto y apoya el trabajo mal hecho con su silencio cómplice.
    -De que mis alumnos y alumnas siempre tengan la misma edad y yo sea cada vez más vieja.
    -De no poder plantear los viajes que me gustaría hacer con mis alumnos y alumnas porque no soy del grupo de elegidos/as.
    -De que en los centros educativos se siga valorando la inteligencia natural y fomentando el empolle acrítico.
    -De que se los que ostentan el poder confundan autoridad con autoritarismo.
    -De que los que mandan quieran la sumisión total.
    -De que en mi pueblo no haya piscina climatizada y para nadar tenga que hacerme 20 kms de ida y 20 de vuelta.
    -De que se dé más importancia a quemar una foto del rey que a que mueran tantas y tantas mujeres por la violencia machista.
    -De que las mujeres tengamos que decir 10 veces que no para que a los hombres les parezcamos más interesantes.
    -De que esté a la última en lo material y siga teniendo la cabeza cuadriculada.
    -De que los mediocres triunfen.
    -De… de quejarme, así que. Paso de todo. Me quedo con lo que me gusta.

    Un saludo, Montse

  17. Ay Montse…. ley de vida…jaja
    Ahora mismo no se me ocurre demasiado pero, estoy harta:
    – De la gente machista
    – De la gente falsa y las conveniencias
    – De que te juzguen sin conocerte
    – De la gente que no escucha (yo misma a veces…)
    – De los demasiados serios que no aceptan una broma
    – De la mentira
    – De que mi pueblo sea tan soso en algunos aspectos (como la piscina de la que habla Montse entre muchas otras cosas…)
    – De las comparaciones
    – De que mi hermana sea tan rencorosa
    – De los pequeños enfados por tonterías!
    – De a veces tener tan poquita fuerza de voluntad para hacer las cosas…
    – de… de.. de… de… las mentes retrasadas en general.

    Tantas cosas… y las que nos callamos… en fin. Buen post. Un saludo!!!

  18. Pingback: La web de Ramón Castro » Blog Archive » Cuanto más miro a la gente más quiero a mi perro

  19. Jajajaja, qué arte, Juanjo. Es bueno desahogarse de vez en cuando, aunque no es conveniente amargarse. Hay que intentar afrontar estas “jarturas” y que no puedan con nosotros. 😉

    Yo hace poco también estuve frito, aunque en tono de guasa. 😆

    Saludos!!!

    PS > Como ves, aún tengo vida, y te leo aunque no te comente. 😉

  20. Vuelvo a contestar, porque he hecho una revisión de las cosas de las que estoy harto. Siguen siendo muchas, pero tranquilos, que se resumen. Resulta que, al hacer la lista, me di cuenta de que en muchos de los items me podía incluir a mi mismo, así qeu lo resumo en:

    Estoy harto de las cosas que hago y no me gustan. (Al menos en esto puedo influir para arreglarlo)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s