Publicidad para la infancia y filosofía de la inutilidad

No he podido evitar transcribir una parte del vídeo que tienes abajo. Si tienes poco más de ocho minutos libres, no te lo pierdas, el texto no tiene desperdicio. ¡Y que se permitan hablar de “filosofía de la inutilidad”! Me rindo, definitivamente nos invadieron cuando llegaron en el ovni capitalista que avisté.

“Una familia no puede hacer frente a una industria que se gasta doce mil millones de euros al año intentando ganarse a sus hijos, no puede. Son los consumidores del mañana, así que empiezan a tratar con ellos hoy, siguen desarrollando la relación cuando son jóvenes, y cuando son adultos ya los tienen ganados. (…) Todas las instituciones proporcionan a las personas una función social que ocupar en la sociedad. Normalmente, las instituciones más sonoras, con mayor poder, determinarán esas funciones de alguna forma como si fueran vírgenes. Así las virtudes militares del coraje, el honor, la lealtad y el respeto a la autoridad, y un poco de crueldad y astucia, por ejemplo se pueden proyectar como función que se puede ocupar como si fueras un buen soldado o un buen oficial. Lo mismo se puede decir sobre la Iglesia, las escuelas o cualquier institución que tenga poder sobre la gente y las modele.”

Anuncios

Acerca de Juanjo

Profesor de Filosofía

  1. Tremendo documental (o fragmento…). Lo peor es saberlo y no poder hacer gran cosa (porque algo sí se puede). Lo peor es la invisibilidad de las innumerables críticas argumentadas que hay. Lo peor es ver cómo eluden las cuestiones éticas los que trabajan en ello, como la mujer del documental, en aras del “trabajo bien hecho”. Lo peor es cómo cuaja poco a poco ese espíritu en los niños que serán adolescentes y después adultos. Lo peor es que no se trata sólo de consumo, sino de actitudes. Hace tiempo, igual un año, leí en EL PAÍS un artículo de Rafael Argullol que hablaba de hacia dónde lleva todo esto: “El fascismo de la posesión inmediata”, se titulaba. De muy recomendable lectura. Parece que se avecina, sino está ya, una generación de “Lo quiero todo y lo quiero ahora”. Y tal vez, sin darnos cuenta, a veces formemos parte de ella… Algo hay que hacer.
    Una última recomendación a este respecto (y dejo de extenderme…): La revista Opcións (http://www.opcions.org/cast/como.html).
    Un saludo.

  2. Así no es de extrañar que ahora las familias se endeuden hasta las orejas, no sólo para adquirir una vivienda, sino para vivir viajes de ensueño o comprar la ropa y los aparatos más caros. El mensaje es que si no tienes todo lo que deseas es porque eres tonto, ya que los bancos te lo darán. Pero, ¿a qué precio?

  3. Menuda convergencia, si señor, entre nuestros blogs e intereses. Vi este verano The Corporation por recomendación de una de mis visitas y comprobé que, como en el cerdo, todo es aprovechable en este valiente documental. Tengo previsto irlo sacando por trozos en mis blogs, comenzando en C.A., precisamente, por éste que has puesto aquí centrado en la labor de engrase ideológico que proporciona la publicidad, la nueva religión del todo. Ando detrás del libro que Joel Bakan publicó con el mismo título (ed. Volter (Robinbook)).
    Un abrazo.

  4. Fernando: no dejes de extenderte, espero pertenecer a la Asociación de Blogs Españoles en Defensa de los Comentarios Largos que ha fundado Da-beat. Gracias por las recomendaciones, Argullol siempre me ha interesado. Suscribo tu “Lo peor es la invisibilidad de las innumerables críticas argumentadas que hay”. Paso a ver Opcions. Gracias otra vez.

    Conchi: habrás visto miles de anuncios de créditos extrarrápidos. Perdona la claridad pero no lo puedo decir de otra forma: son unos auténticos hijos de puta. Y gracias por pasarte por aquí. Saludos.

    Ángel: “El capitalismo como religión”, ya lo vaticinó Benjamin, y algo de eso escribí en este blog. Definitivamente seré ateo, también del montaje de estos hijos de puta. Un abrazo.

  5. snow

    como madre me afecta enormemente el tema de la publicidad, de hecho mi hijo ve dibujitos pero casi nunca directamente de la televisión, le selecciono algo de video para que no vea publicidad, creo que es la peor parte de todo lo que podría ver en la caja tonta, bueno también incluyo los telediarios (que no vemos por que son terribles para los ojos de un niño que además pregunta el por qué).
    Esta claro que es una labor de titanes pues como se ve en el video ¿que pueden hacer unos débiles padres frente a una industria tan poderosa que nos rodea?

  6. J. A. Pérez

    Juanjo, estupendo post.

    The Corporation realiza unos lavados de cerebros profundos. Sus objetivos persiguen la obediencia del borrego, la sumisión, la manipulación ideológica y de valores. Por desgracia, no sólo lo consiguen sino que, además, consiguen convencer a las personas de que son totalmente libres.

    Un saludo

  7. me aprece que la publicidad ha adoptado miles de formas para esclavisar a la sociedad en un mundo de consumismo, lo unica que pienzo es que es una de las formas mas estrupidas de filosofia; y los mas importante es que devemos acabar con el consumismo gringo

    att:
    jaun vaddi

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s