El ¿pez? descerebrado

Ya conté aquí que Elogio del imbécil iba a ser una lectura obligada para mi verano. Lo estoy terminando, entusiasmado por la brillantez y claridad con las que Pino Aprile se mueve entre conceptos antropológicos, biológicos, filosóficos, etc. Me dan ganas de copiar más de una de sus atinadísimas reflexiones. Sólo desde la imbecilidad torpeza que nos inunda el libro puede verse como un alegato elitista, discriminatorio o intelectualmente fascista, aunque mucho me temo que más de una vez se haya entendido así. Es decir, que no se haya entendido nada de nada, dándole entonces la razón a su tesis central. Os dejo aquí una de sus perlas, en las que, evidentemente, no habla solamente de peces.

Von Holts examinó el comportamiento de unos peces minúsculos que se desplazan en bancos en busca de comida. De cuando en cuando, uno de ellos se aleja del grupo y nada por su cuenta, en una dirección distinta. No elige un camino mejor: es probable que por allí no haya comida, incluso puede que se oculte un depredador. Antes de continuar el pez independiente de vuelve para comprobar qué hace el grupo: si los otros lo siguen y en cantidad suficiente, él, animado, prosigue. En caso contrario, regresa al banco. Es éste un modo de comportamiento típico de los animales que viven en manada, en grupo.
Von Holts extrajo de un ejemplar la parte anterior del cerebro, en la que se localizan las funciones que gobiernan las actividades sociales, de grupo. El pez siguió comportándose exactamente igual en todo, salvo cuando se separaba del gupo; entonces no se daba la vuelta para observar las reacciones del banco. Seguía adelante, sin vacilación.
Y todo el grupo lo seguía. El único pez sin cerebro se había convertido en el jefe indiscutido. Y precisamente como consecuencia de su defecto (…).
Pero antes o después, el pez descerebrado llevará al grupo hasta la boca del depredador. Y entonces ocurrirá la tragedia. Pese a todo, siempre habrá alguien que diga: “Qué gran líder era aquel pez. Si no hubiera sido por ese único y fatal error…”.

Anuncios

Acerca de Juanjo

Profesor de Filosofía

  1. Ese pez ¿no es por casualidad uno que lleva como un bigotillo ridiculo y lleva un dibujo tipo cruz gamada en la aleta? Así es Juanjo. LOs estúpidos y desceelebrados guían al mundo.En ese librillo que leí acerca de las Leyes Fundamentales de la Estupidez a lo mejor viene a cuento La Primera ley Fundamental que postula:
    ” Siempre e inevitablemente cada uno de nosotros subestima el número de indivíduos estúpidos que hay por el mundo”, que hasta en la Biblia eran conscientes de ello porque en algún versiculo el profeta dice “Stultorum infinitus est numerus”. Pero nuestro amigo Da-beat diría:el número de personas estúpidas no puede ser infinito porque…

  2. …el número de personas vivas ( o medio vivas, sin contar los fantasmas que no están censados post-mortem) es finito. Todo sea por la concesión poética y por la solemnidad del profeta.
    Un cita que hace pensar…como siempre.
    Manupielroja.

  3. Quizá el número de personas estúpidas no pueda ser infinito, pero “tiende a”, que viene a ser lo mismo.
    En cualquier caso, no se trata tanto del número de personas, sino de la estupidez en sí misma, que eso si es infinito (y en aumento). Cada vez hay más estúpidos y, los que ya lo eramos, lo somos más.

  4. Manuel Sanz

    Entre otras muchas cosas de este libro, me hizo pensar:
    El por qué “La civilización griega, cuya inteligencia considerada superior a las de los humanos de todos los tiempos , no había logrado imponer su cultura y, por el contrario , habian sufrido una decadencia imparable”.
    Por qué “España , tras dominar medio mundo, cayó en una terrible decadencia.
    Por qué “Hitler, al mando de la máquina de poder mas obtusa jamás vista en tiempos modernos, eligió como enemigo al pueblo que ha merecido un mayor número de premios Nóbel”
    Por qué “Alejandro Magno, al llegar al valle del Indo, ordenó buscar y prender a los doce hombres mas sabios de la región y les preguntó quién era el mejor para darle muerte”.
    Por qué “El emperador chino Shi Huang Ti ordenó destruir todas las obras literarias y eliminar a cualquier persona con talento que viviera en su inmenso país”…etc
    ¿Qué podían temer aquellos hombres poderosísimos de un puñado escaso de individuos, muchos más débiles que ellos, aunque estuviesen dotados de una inteligencia excepcional?.
    Por eso y por muchas cosas más, es recomendable que leáis este libro.
    Saludos

  5. Amigos tod@s. A lo mejor viene bien enunciar la Cuarta Ley Fundamental de la Estupidez, que dice:

    ” Las personas no estúpidas subestiman simpre el potencial nocivo delas personas estúpidas. Los no estúpidos, en especial, olvidan constantemente que en cualquier momento y lugar, y en cualquier circunstancia, tratat y/o asociarse con individuos estúpidos se manifiesta infaliblemente como un costosísimo error”

    MORALEJA VERANIEGA: A lo largo de los siglos ( Manolo Sanz: esto explicaría en parte el por qué de algunos de tus interrogantes) en la vida pública y privada, innumerables personas no han tenido en cuenta esta Cuarta Ley Fundamental y esto ha ocasionado pérdidas incalculables a la humanidad.

  6. Manuel Sanz

    Las cinco leyes sobre el fin de la inteligencia son:
    1ª ley: El imbécil sobrevive. El genio se extingue.
    Corolario: Antes tontos que muertos
    2ª ley: El hombre moderno vive para volverse tonto.
    3ª ley: La inteligencia actúa en beneficio de la estupidez y contribuye a su expansión
    4ª ley: La imbecilidad sólo puede aumentar
    5ª ley: La unión no hace la fuerza, sino la imbecilidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s