“Fantasmas” en este blog

Los fantasmas acechan este blog y se vuelven efervescentes 

El gráfico que ven aquí arriba son las visitas diarias que recibe este blog últimamente. Pero ¡ojo! lean el post entero y verán que, lejos de sacarlo con orgullo, lo publico con una mezcla de pena e indignación. Y dado que el mayúsculo aumento de visitantes que recibo aquí no ha sido por una repentina mejora de contenidos por mi parte, procedo a dar la explicación, por si le interesa a alguien recibir visitas “fantasmales”. Porque no solo han sido visitas al blog, sino que lo más extraño de todo es que, según muestran las estadísticas, los lectores del feed también han aumentado de un modo realmente sorprendente. Aquí abajo pueden ustedes verlo.

Feeds fantasmas

¿Quieren ustedes saber qué ha sucedido? Lo explico. La clave está en dos entradas: Espíritus en clase de Filosofía (un post-mortem) y Los fantasmas de un instituto. Y ¿cómo lo sé? Muy sencillo, miren las palabras introducidas en los buscadores para llegar a este blog. Muestro las primeras, y varios días, empezando por ayer mismo. Miren, miren…

Los fantasmas nos buscan

Más fantasmas buscados

Una auténtica oleada fantasmal

Y podría seguir. Sorprendente ¿verdad? Lógicamente, esta oleada de cazafantasmas y amigos de lo “espiritual” no me alegra nada. Al contrario. Convencido como estoy, y la ciencia también, de que los únicos “fantasmas” que hay son determinados “humanos”, detectar que hay mucha gente buscando borrosas palabras e imágenes de etéreas presencias de ultratumba, me da pena y me cabrea. Es un retraso, sin duda. Así que si lees este post porque has llegado aquí queriendo encontrar muertos que reviven ya sabes, no existen. Es muy, muy, muy complicado vivir sin corazón y sin cerebro. Aunque tal y como estoy viendo el panorama a lo mejor lo complicado es vivir con ellos.

Anuncios

Acerca de Juanjo

Profesor de Filosofía

  1. Bienvenido al maravilloso mundo de los cazadores de visitantes Juanjo. La próxima vez prueba a titular con algo así como “Conejitos calientes en el Instituto” y ya verás la fiesta que se te arma 😉

    Y es que hasta San Google tiene sus cosas malas…

  2. Miserias de la tecnología, Juanjo. Por muy omnipotente que Google parezca, sigue siendo un chapuzas con la interpretación del sentido. Y más vale que sea así, porque de otro modo tendríamos encima el Gran Hermano orwelliano.

  3. Jose María: la verdad, me sorprende esta historia. Me hace gracia el título que me propones y se me ocurre algún otro. Para mí, que simplemente me gusta expresarme, las visitas absurdas desorientadas no las quiero ni de broma. Supongo que forma parte de la película. Oye, te cito en breve por lo último que te leo de la Junta de Andalucía y Google.
    Eduardo: lo que dices, la connotación, efectivamente no la entienden los denotativos digitales. Ningún robot sabrá nunca lo que es el amor, ni, si me permites el palíndromo, Roma. “Amor reconocer Roma”, se me ocurre. ¿Lo entenderá Google al revés?

  4. Pues, ahora ya más en serio, esto que acabas de descubir por casualidad se trata de una práctica bastante habitual epor estos lares. Aproximadamente el 75% de los visitantes de muchos blogs provienen de google y, cuando lo único que te interesa es que pinchen en tu publicidad para pasar por caja, buscar palabras que redirijan a la gente de forma equívoca a tus páginas es de lo más habitual.

  5. Tiene toda la razón José María. Yo he hecho alguna vez un experimento silencioso en mi blog con los títulos de las entradas, y aunque no he realizado comprobaciones exhaustivas, sí he podido darme cuenta de los curiosos efectos que se producen cuando se incluye una palabra “sugerente”. Además, en un blog de título tan equívoco como “La Bitácora del Tigre” entra gente buscando cosas realmente extrañas.

    De todas formas, también el asunto tiene su parte divertida. Hace ya años, en la cuenta de correo asociada a una web tan estática como era entonces Lengua en Secundaria, recibí un mensaje de una chica que me pedía información sobre las aleaciones en las que interviene el osmio…

  6. Muy típico. De hecho yo no me di de alta en Google, para evitar falsas visitas. Pero parece ser que se ha dado de alta él solo, supongo que con el incremento de enlaces.
    Por ahora no he visto que nadie haya llegado buscando cosas raras, solo leyendas toledanas, información sobre El Beso de Bécquer o relatos de Cortazar sobre Toledo (¿existen?)

    Es curioso, para sacar máximo provecho a esto del internet hay que saber qué se busca y cómo se busca, sino puedes acabar perdiendo mucho tiempo. He desarrollado una extraña capacidad para las búsquedas que me lleva a sitios inverosímiles.

    No te preocupes mucho por esos fantasmas, son fugaces y “sólo” dotan a la bitácora de crujidos y lamentos. Además ¡te han dado pie para hacer una entrada! (nótese la ironía). Ay, qué pena, qué extraños y estúpidos usos dan muchos a la red. En fin, yo seguiré visitando el blog, y no en busca de fantasmas precisamente.

    Un saludo.

  7. Y es caso es que el enlace “Íker Jiménez” que lo puse “mal” adrede en Espíritus en clase…,es de los más pinchados. Menudas cosas busca la gente.

  8. Hablando de fantasmas o de muertos vivientes . Una estrofa de un bello poema de Gil de Biedma , “Los aparecidos” y que dice así:
    ” Vienen
    de allá, del otro lado del fondo sulfuroso,
    de las sordas
    minas del hambre y de la multitud.
    y ni siquiera saben quién son:
    desenterrados vivos.”
    Fantasmas,Juanjo.
    Ocurre que esto sucede
    demasiado a menudo.
    Recuperaté pronto.
    Manuel.

  9. Gracias Manuel, la voz me falla es sólo eso, y que tengo la garganta como si me hubiera comido una antorcha. En fin, mañana nos vemos. Oye, gracias por el poema.

  10. Ten cuidado con la antorcha. A ver si en vez de Efervescente vas a a tener que poner “Incandescente 2H”. Bueno… sería el contrapunto ideal para tu “otro” proyecto de blog.Tenía un post en el horno ( la cosa va de calentito) pero ya veo que has sacado lo del encuentro. Lo dejo en la “reserva” para mañana. La señales de humo tienen eso, que se disipan, hay que hacerlas en caliente ( ¡y toma¡ ). La dejo en el blog de pruebas humeando. Y además voy a enlazar un post tuyo (con tu permiso) sobre el asunto de los abrazos gratis. Cuando leas el post sabrás porqué.

  11. Pingback: ¿Será verdad lo de los fantasmas de Juanjo? « Juanmimen

  12. Alberto J.

    Hombre, hacer tamaña afirmación tan categóricamente no te hace diferente de los que hace siglos afirmaban igual de categóricamente otras “certezas” que ya fueron superadas.

    Siéntate y relaja, que el tiempo pone las cosas en su sitio. La ciencia sólo está empezando a andar, como quien dice. Queda mucho, pero muuucho por demostrar. Lo veremos 😉

  13. Pingback: Fantasmas publicitarios « EFERVESCENTE2H

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s