¿Nostalgia de qué?

Me pone nervioso y me irrita una actitud ciega, y muy común entre parte del profesorado, según la cual todo tiempo pasado fue mejor. Estos fundamentalistas de lo pretérito se aferran al mínimo ejemplo para descalificar el presente, es decir, a todos sus contemporáneos (alumnos y compañeros incluidos supongo),  utilizando dicha descalificación para magnificar el pasado y usarlo como parapeto personal. La estrategia está clara: si descalifico todo lo actual me salvo yo, si digo que todo está mal me incluyo entre las víctimas del presente y me excluyo de toda posible culpabilidad actual.

Sobra decir que de lo anterior a mi nacimiento no tengo ningún recuerdo, pero desde ese momento hasta hoy en día ha habido innegables mejoras. Entre mis alumnos se ha democratizado el jamón y no son, como fuimos, porteadores de libros. No veo a profesores tirar de las patillas, dar regletazos en las manos, poner de rodillas a alumnos. No veo tanto el empeño que sufrí en enseñar a obedecer lo que fuera sin justificación alguna. Veo las mismas pizarras pero mejores tizas. Hay mejores instalaciones de todo tipo, y sobre todo, y es lo más importante, más libertad. Y la libertad, para serlo de verdad, supone el “riesgo” de que los demás no hagan lo que tú quieres, sean alumnos o profesores.

¿Era todo lo anterior mejor? ¿Se enseñaba mejor por utilizar la memoria y sólo la memoria en clase? ¿Era buenísimo pedagógicamente repetir cientos de veces por escrito que no íbamos a hacer más tal o cual cosa o que íbamos a convertirnos en angelicales y sumisas voluntades? ¿Era mejor todo porque las caligrafías se hicieran homogéneamente redonditas a base de horas de infancia invertidas en la tarea? Me dan miedo los glorificadores del pasado, de la niñez de nuestros abuelos, esos fundamentalistas del pretérito que viven perdidos en nuestro presente, queriendo arrastrar con ellos métodos, formas, discursos y argumentos de otro tiempo. Creo que es una excusa para salvarse ellos, para autojustificar su caduca existencia. Ya sabes: si no has entendido este post, cópialo doscientas veces. Mientras tanto, yo volveré al día que nací. Cuando termines tú puedes hacerlo aquí.

Anuncios

Acerca de Juanjo

Profesor de Filosofía

  1. Está claro, y me parece que la clave está en: “Y la libertad, para serlo de verdad, supone el “riesgo” de que los demás no hagan lo que tú quieres”.
    Esa observación sirve para todos los campos de la vida, no solo para la educación. Erich Fromm ya hablaba del “miedo a la libertad” y me parece que la obra que lleva ese título debería ser libro de meditación “aconsejado” (no “obligatorio”, por supuesto) hasta la saciedad.
    Es lógico que haya muchas cosas de la realidad que a uno no le gusten y es lógico (y muy bueno) tener recuerdos agradables de la vida anterior de uno, pero de ahí a mitificar (en sentido positivo o negativo) lo anterior (o lo presente) hay un abismo.
    Quizá, el problema que se esconde tras las mitificaciones sea la falta de disposición a respetar a quienes no piensen como uno o quieran lo que quiere uno. Cierto que, a veces, es difícil y que es muy fácil pasar de la crítica (legítima) a la falta de respeto o a la descalificación de la persona, pero, al menos, es conveniente tener presente la necesidad del respeto y la obligación moral del mismo.
    Y quizá también, cuando caemos en la tentación de ver lo pasado como indiscutiblemente mejor, estemos manifestando nuestro propio miedo a vivir…
    En fin, quizá me he enrollado en exceso, pero has manifestado en el post una reflexión que me hago muchas veces y que, al menos esencialmente, comparto. En definitiva: me has tirado de la lengua…
    Saludos

  2. abdel

    Mi gusta mucho tu blog.
    Un saludo:karim alumno de montse

  3. És@s que se pasan la vida lamentándose de lo mal que están ahora las cosas sólo asumen los cambios que les convienen. Todo ha cambiado a peor, dicen, pero ell@s ya no van nunca andando sino que usan los excelentes coches que este mundo tecnológico e inhumano les proporciona; ya no van a clase por la tarde sino que se aprovechan de la jornada continua que esta nueva sociedad desastre les permite; ya no tienen clases de 40 alumn@s sino que se acogen a los beneficios del presente horroroso que ahora les ha tocado vivir; etc., etc., etc.

    En fin lo de siempre, una mano larga y otra corta. Larga para lo que nos conviene y corta para lo que no nos interesa. ¡Qué aburrimiento! No niego que hay muchas cosas que hay que mejorar en la educación de hoy, pero no admito que todo sea tan desastroso como algun@s se empeñan en afirmar. Todavía no he olvidado a las dos gemelas que iban a clase conmigo y que desaparecieron a edad muy temprana (no llegaron ni a 6º de EGB), y como ellas, much@s otr@s a l@s que le sistema educativo y la sociedad de entonces condenó al olvido porque no se ajustaban al perfil que al sistema le interesaba (y no hace tanto de lo que digo, tengo 38 años). Y como ése, muchos otros casos vergonzosos e inhumanos que sucedieron en “aquellos maravillosos años” que algunos tanto añoran.

    No está todo bien, hay mucho que mejorar pero no creo que cualquier tiempo pasado fuera mejor, sí más clasista, más inhumano y con más privilegios; pero no más justo.

    Juanjo, excelente post, ¿cuándo hacemos ese instituto que un día me proponía Da-beat que hiciéramos? Lo estoy deseando. Un saludo, Montse

  4. Amanda

    Hola, me llamo Amanda y soy una estudiante de periodismo de Barcelona. Estoy haciendo un reportaje sobre el programa Mus-e y clicando de página en página he llegado al post que escribió en este blog sobre el programa. Querría saber, si es posible, los talleres que hacen en el instituto donde es profesor y si cree que ayudan de alguna manera a mejorar la actitud de los niños. Le dejo mi e-mail y si tiene tiempo para contestar le agradecería unas pocas líneas…

    Gracias

  5. Illaq: creo que efectivamente la que dices es la clave. El libro de Fromm lo conocía, pero es una lástima no haberme acordado en el post. Da gusto que lo comentes tú. Totalmente de acuerdo en que el miedo está detrás de la actitud que comentamos. Me ALEGRA QUE COMPARTAMOS la percepción al respecto. Muchísimas gracias.

    Abdel: encantado de verte por aquí, muchas gracias por tu observación. Tienes buenos profesores seguro, al menos ma constan dos, ¡aprovéchal@s!

    Montse: me encanta tu tono de protesta enérgica. Casos como los de las gemelas que relatas conozco varios y siento lo que tú. Verás excusas nostálgicas a diario y cabrean una barbaridad ¿verdad? Ellos se lo pierden, se pierden el presente y a sus alumnos PRESENTES, porque se han perdido a sí mismos como personas. Gracias por tu amable comentario. El post es producto de un cabreo, parece que cabreado me sale mejor 🙂

    Amanda: te informo del programa MUSE por e-mail. Efectivamente ayudan, y mucho. Mañana te escribiré, si lees esto antes te agradecería me explicaras si tienes dudas concretas o prefieres una valoración general personal mía.

    Saludos y muchísimas gracias a tod@s.

  6. Hola, Juanjo. Interesante reflexión, como alumno la sufro constantemente. Excusar errores, fallos, fracasos o lo que sea en que todo ha empeorado, así, en abstracto.

    Es miedo a la libertad, estoy de acuerdo, y añado también que es miedo al cambio, cambio que queramos o no, ocurre (todo es cambio). Por ello mismo quien se estanca, quien se clava en la estaticidad y se niega a aceptar el cambio (y lo trata como malo por ser sólo diferente) está condenado, y esto deriva en actitudes como las que nos comentas.

    Interesante blog. Lo añado a mi lista de diarios.

    Un saludo.

  7. Me ha encantado tu reflexión sobre los que se creen al pie de la letra la novela que han construido con su vida (todos lo hacemos). En nuestro oficio, tan reproductor de usos y costumbres sociales, abundan especialmente. Los que padecen tal síndrome son realmente consecuentes con aquella idea, tan interesante por otra parte, de que el mundo comienza y se acaba con uno mismo. De esta forma, cuando la nostalgia se apodera del presente, es cuando uno está ya muy viejo y pasado. Tiene que jubilarse.
    Tú Juanjo, al menos, tienes cuerda para rato. Un abrazo.

  8. Son los muertos, muertos que gritan agónicos mientras ven su carne pudrirse porque las libertades van erosionando sus caducas carcasas dejando al descubierto sus olores, necios y horribles. El gran problema, dilema al que nos enfrentamos es que, por primera o segunda vez, no son los más viejos los que más muertos están. Entre nosotros deambula la muerte fresca que viene a renovar al viejo olor, a sustituirlo. Esta joven muerte, llena de energía y pulmones da verdadero miedo, terror, pánico porque evoluciona, muta, cambia y se adapta. A pesar de ello, es fácilmente reconocible porque huele, “jiede” como decimos unos cuantos, “a perros muertos”, concluyo. Lo único que te deseo, Juanjo, es que no se te pegue mucho el olor, lo que querrá decir que los tienes lejos.

    Saludos.

  9. Guybrush, Ángel y Ramón: Coincidimos en lo esencial. Supongo que por huir de ell@s buscamos salidas en los blogs. En esta profesión hay demasiado muerto-nostálgico cuando justo debería ser lo contrario. ¡Pero también hay mucha vida! Y esta suelen darla l@s alumn@s, su vida-energía y mirada hacia el futuro es lo que nos mantiene en esto ¿a que sí? Me consta que también mantenéis lejos a los personajes de otro tiempo.

    Un abrazo.
    P.D.: Guybrush tu blog es una absoluta maravilla. Un gran descubrimiento.

  10. Gracias al enlace que dejas me entero de que tengo 16.9 años (en Marte, eso sí). Con esa edad no se puede ser nostálgico (si a veces en el Planeta Mundo parezco tan tremendista, es porque el mundo no me gusta), aunque circula por ahí un mail recordando a Naranjito, Mazinger Z o a Espinete que tiene su gracia.
    Pero mira, si me pongo nostálgico de los tiempos en que Plutón era un Planeta (el verano pasado). Allí solo tendría 0.127 añitos. Un recién nacido, vamos. Cumpliré un año el 7 de marzo de 2224. Viva Plutón, el país de la eterna juventud. 🙂

  11. Amanda

    Hola otra vez,

    No sé si llego tarde para decirle que preferiría que me escribiera una valoración personal suya sobre el programa Muse. He visitado algunas escuelas de Barcelona donde realizan los talleres y me han explicado cómo funcionan, y la verdad es que es me parece muy buena idea trabajar desde actividades artísticas los valores sociales y las actitudes de los niños.
    Bueno,esperaré su e-mail.

    Muchas gracias

  12. Da-beat: bienvenido de nuevo al planeta-mundo-web, ya he visto tu ausencia unos días de desconexión. Eres un cachondo, con un comentario que sale afortunadamente por la tangente. A mí me salen 19 en Marte. Casi que va a ser cuestión de largarse allí.

    Amanda: e-mail enviado, espero que te sirva.

    Saludos.

  13. Manuel Sanz

    No todo el tiempo pasado fué mejor, ni se puede magnificar el pasado. El pasado sólo sirve para no tropezar en las mismas “piedras” donde tropezaron (tropezamos) nuestros antecesores. Nos sirve para ser mejores en todos los sentidos, para “no enseñar a obedecer lo que fuera sin justificación alguna”. Naturalmente que hoy día hay más libertad que antaño, pero a veces, muchas veces, esa libertad se ha convertido en libertinaje: Todo el mundo tiene “libertad” para insultarte: alumnos, padres, etc…, eso lo estamos viendo a diario. Libertad dentro de un cierto orden, (orden: otra palabra en deshuso actualmente ya que si la empleas te pueden llamar “facha”, palabra también bastante nostálgica).
    No hay que glorificar el pasado ni el presente, pero no me negaréis que nuestra sociedad tiene un serio problema: Tiene una marcada tendencia a eliminar del mundo de los niños, de los adolescentes, de los jóvenes , la idea del ESFUERZO y del TRABAJO PERSONAL para la consecución de cualquier objetivo. Y esto que lo estamos viendo continuamente en la vida cotidiana se hace muy patente en los modelos educativos que se nos imponen. Sin hábito de trabajo individual continuado es muy difícil el aprendizaje.
    No me parece que sea frecuente leer en los textos que se refieren a la ESO (Ley actual y no de tiempos pasado) que es necesario dedicar horas del día al estudio, al trabajo, a la lectura, etc…No me parece que sea frecuente que se haga mención que puede ser conveniente y provechoso pasar algunas horas de los numerosos fines de semana leyendo, traduciendo, dibujando, estudiando, y que ese trabajo tiene un valor en si mismo. Que del mismo modo que el cuerpo, para estar en forma, debe estar entrenado mediante ejercicios físico regular, la voluntad y la mente, para superar dificultades, han de estar entrenados también.
    De no ser así, el profesor actual corre el riesgo de convertirse en ser sólo un mero “facilitador”, un mero “suavizador” del terreno, que a la larga (y no tan a la larga) es finalidad falaz y negativa .
    Con esto no quiero decir que “todo tiempo pasado fue mejor”, pero si quiero denunciar que a medida que pasa el tiempo el nivel en la Educación Pública en España es cada vez más bajo. Ahí es donde tenemos que luchar.
    Saludos

  14. Bueno, para no irme por la tangente, responderé al post.

    Es evidente que estamos empeorando…. y mejorando. Cualquier persona que quiera ver que el pasado fue mejor, va a encontrar cientos de motivos que lo apoyen. Por el contrario, como muy bien nos recuerdas en el post, si queremos encontrar mejoras, vamos a encontrar cientos de ellas.
    De modo que mi respuesta a si estamos mejor o peor que antes sería un diplomático “Depende en qué dirección mires”. Personalmente, creo que esto es bueno porque, aunque se ha mejorado mucho, todavía se puede mejorar más. Espero que no llegue nunca el día en que no piense para mi: “Puedo hacerlo mejor”. La vida sería un rollo.

  15. Me adelanté.

    La pregunta: “¿Era todo lo anterior mejor?”, habría que completarla con “¿Es todo lo de ahora mejor?”

  16. Manuel, da-beat: no, no, no, no todo es mejor ahora. Pero el costo que supone la libertad es éste, y desde luego es preferible.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s