Pregunta difícil de Ramón Castro

 

Es una cuestión que siempre me ha interesado. Ya incluí aquí mis preguntas sobre blogs a Lourdes Barroso y las amabilísimas repuestas a mis preguntas de Ángel Encinas. Y aunque él lo tiene claro, Ramón ha tenido la habilidad, una vez más, de ponernos delante una gran pregunta: ¿PARA QUÉ TE SIRVE TU BLOG? Aunque sigo sin quedarme conforme, y por eso este post, le he contestado, por duplicado, lo siguiente:

1. Primer comentario que se me ocurrió:

Ramón, me pones delante una pregunta que siempre me planteo. Aunque entiendo el sentido, la misma pregunta encierra un peligro: la utilidad.

¿Para qué te sirve respirar? Me sirve para poder seguir respirando, para poder gritar a mis hermanos humanos que podemos hacer otro mundo, que respirar en sí mismo es bueno si no desperdiciamos el oxígeno. Me sirve para encontrar, para salir de mí, para amar posibilidades, para sugestionarme y creer que no todo es lo que parece, para mandar al carajo la mierda de sociedad que hemos hecho. Me sirve para fastidiar y alegrar, para que me fastidien y me alegren, para rebelarme y revelarlos, para ponerme en mi sitio sabiendo que somos un mono que tuvo éxito. No sé, Ramón, pero me sirve para ser más feliz. Es decir, me sirve para nada y mucho, y creo que eso, en sí mismo, es bueno. La verdad, la pregunta fastidia, GRACIAS.

2. Segundo comentario que escribí, pero insatisfecho sigo:

No me quedo satisfecho con el primer comentario.

Me sirve para compartir, para darme cuenta de quién y de quién no, para reirme de mí penando y pensando que tiene interés lo que peno y pienso. Y sobre todo, para aprender, para seguir vivo con la conciencia de que me gustaría otro mundo y de que hago algo por contarlo a quien lo lea.

Vuelvo de una feria privada, consumista, teatral, de farolillos propietarios y guardas de segurida$ en la puerta. Buscaba el inhalador de conciencias libres, y fuí a tu casa. Respiro mejor no sé si a tí te sirve tu blog, pero a mí me ayudó. La blogadicción es un problema, pero es mejor que morirse de inexpresión. Creo.

Saludos.

No sé, amig@ blogger, a mí me ha parecido una de esas preguntas que te atraviesan. Aunque no creo que a Ramón le guste que lo haga, cierro en este post los comentarios aquí, creo que es muchísimo mejor para tod@s hacerlos en LA PREGUNTA QUE HACE EN SU BLOG.

Anuncios

Acerca de Juanjo

Profesor de Filosofía