Burocracia, democracia y educación

Últimamente tengo la impresión de que estamos confundiendo democracia y burocracia. O mejor dicho, que con el loable pretexto democratizador de la enseñanza en realidad nos estamos perdiendo en la burocratización más laberíntica, absurda y ridícula. La Junta de Andalucía acaba de aprobar un decreto por el cual, entre otras medidas que comentaré en otra ocasión, los padres andaluces tendrán un delegado en cada clase para mediar en los conflictos. Digo yo que ese delegado-padre deberá coordinarse con el delegado-alumno y este a su vez con el tutor, que a su vez deberá atender a la coordinación del coordinador de ciclo (que para eso se llama así), atendiendo a las orientaciones del Departamento de Orientación (que también tiene ese nombre para algo) y que deberá asumir lo dispuesto por la Comisión de Conviencia…y así prácticamente hasta el infinito.

Esto no es atajar los problemas desde el principio, en su origen, es añadir una figura más para ver si damos de una santa vez con la receta de la convivencia en un centro educativo que, por cierto, no es más que el reflejo de la convivencia fuera de él, y esta última nos ha brindado espectáculos tan deprimentes como el de Alcorcón estos días. Que la educación empieza en casa, que de nada sirve introducir millones de negociadores, mediadores, o como se les quiera llamar, si no hemos antendido antes a la raíz del conflicto. Nos engañamos si confundimos la democracia con la atomización de las responsabilidades y con la pretensión de la participación universal en todas las esferas. Nos engañamos si decimos que queremos traer a los padres al centro para que eduquen mejor a sus hijos, cuando sospecho que lo que se pretende es educarlos a ellos.

Ya sólo espero no tener que dirigirme al Delegado de Actividades Matutinas para que envíe un informe al Coordinador de Gastronomía, que solicite al Tutor de Líquidos y Sólidos, para que éste a su vez le proponga al Subdelegado de Relaciones Sociales Durante el Segmento de Ocio, que, tras una negociación conmigo, haga el favor de decirme cuánto le debo por el café. Lo dicho, si Kafka hubiera sido profesor de instituto podríamos decir que es un escritor costrumbrista.

Anuncios

Acerca de Juanjo

Profesor de Filosofía

  1. Juan Gómez

    La verdad es que me encontré este blog a través de “Iguales” y no puedo más que felicitarte por su diseño y contenido. Inspira serenidad ahora que tan necesaria es y tanto nos está acelerando esto de las nuevas tecnologías. ¿Lo de la burocracia? Totalmente cierto, lo tenemos delante de las narices y nos hemos acostumbrado tanto que ya casi nadie dice nada al respecto.
    Un saludo

  2. Manuel Sanz

    Estoy de acuerdo contigo Juanjo que la educación empieza en la casa y, que a los primeros que hay que educar son a los padres, estos padres de mi generación que conocimos los coletazos del franquismo y pasamos de una falta de libertad a un libertinaje, donde el padre pasó de ser padre a amigo del hijo, en defensor de todo lo que hiciese su hijo, sea lo que sea; esto trae consigo estas malas consecuencias.
    Los profesores estamos maniatados y poco podemos hacer si las autoridades no se quieren dar cuenta del problema.
    Un saludo

  3. Totalmente de acuerdo, Juanjo. También con los anteriores comentarios, el de Juan Gómez sobre el blog, y el de Manuel Sanz sobre el papel de los padres-amigos (?).

    Una anécdota nada anecdótica: El curso pasado una voluntariosa compañera de Educación Física organizó una actividad de natación, llevando durante un trimestre a los alumnos de 1º ESO a unas piscinas municipales situadas en otro barrio. Uno de esos alumnos con comportamiento “disruptivo” (en serio, es el nuevo eufemismo políticamente correcto) se metió en el vestuario de las chicas y armó un desastre con las toallas de papel. La profesora, afeada por los responsables de las piscinas, riñó al chico como hay que hacerlo, con dureza, pero sin faltarle al respeto debido. Al día siguiente en el portal de la casa de la profesora aparerce una llamativa pintada: “Belén Puta”.
    No les resultó difícil a los miembros del Equipo Directivo conseguir la declaración del presunto en un careo con sus colegas, iniciándose un expediente. Reacción de la madre: presentarse con un abogado denunciando que se habían conculcado los derechos del menor permitiendo que éste declarara sin la presencia de un abogado.
    A estas alturas, más de un año después, la profesora aún no ha cobrado los gastos que ocasionó la limpieza de la fachada, tal como estipuló el juez. ¿Qué tal?.

    Un saludo para todos.

  4. Totalmente de acuerdo con el post y con los comentarios. Por cierto, ¿habíais leído el borrador del Decreto? Yo desde Septiembre estaba esperando que cuando se publicara (en Noviembre nos dijeron en una reunión) se iban a levantar susceptibilidades como la que expone Juanjo. Sin duda, más burocracia, más papeleo y mas cargos. ¿Qué dirán en los centros cuando sepan que para mejorar la convivencia hay que rehacer todos los ROF y elaborar anualmente un Plan de Convivencia? En ambos casos siguiendo un estricto guión que supone un “minimo” de 13 apartados obligatorios en el ROF y 9 apartados en el Plan de Convivencia que “cada año” debe elaborarse. Por cierto, al final de cada curso habrá de incluirse una “memoria” del Plan de Convivencia en la “memoria” final de curso. Toda esta burocracia ¿va cambiar la realidad cotidiana de cada Centro, o va a encabronar más a los equipos directivos que tienen que preparar todo el papeleo inicial y final? ¿Se mejora la convivencia saturando de trabajo al profesorado? ¿No será la autonomía pedagógica de los centros una excusa para que el legislador minimice su trabajo y lo traslade a otros? ¿Cuantos árboles habrán de ser abatidos para suministrar el papel necesario para cumplimentar estos Planes y sus memorias cada año?
    Una última cosa. El estilo literario del borrador del decreto (que no sé si habrá sido revisado en el texto final) tenía algunas discordancias en los tiempos y modos verbales. Algunos ejemplos:
    >
    >
    >
    >
    > ¿Solos y solas ante el peligro? ¿Nos expedientarán por salir huyendo de padres y madres violentos?

    Frente al tono imperativo y preceptivo de las obligaciones de los centros y el profesorado, ¿que compromisos adquiere la Administración?
    La administración cuando habla de sí misma en este decreto suele usar “favorecerá” , “promoverá” y “potenciará” tal o cual cosa, sin mucha precisión, sin diez o doce puntos concretos que la comprometan. Y lo mejor, cuando llegan las verdaderas medidas contra la violencia: disminución de ratios, aumento de plantillas, personal específico…. ¿qué dice el decreto? Que los centros (sólo los que tengan especial problemática sociocultural)”podrán contar” con profesorado de apoyo específico. ¿Por qué no se usa aquí “contarán”? Efectivamente, el verbo evita un compromiso escrito que luego pueda ser reclamado. Más bueno aún >. ¿Por qué no “dotará”, porque supone un compromiso que podría ser reclamado? No hay que leer entre líneas, está claro que el profesorado “debe” y “tiene” que trabajar y la Consejería “puede” (si quiere y tiene dinero) tomar las medidas que, no nos engañemos, serían las más eficaces.
    Menos papeles y más educadores.
    Lo siento, me he pasado un poco, pero así me ahorro tener que hacer una entrada en mi Blog sobre este tema.

  5. Ostis, he usado > para señalar parrafos textuales y se han omitido las citas. Con lo que me había costado. Lo que falta son párrafos del decreto en los que se dice que los centros, el profesorado y los tutores y tutoras “tienen que” hacer esto o lo otro, mientras cuando habla de sí misma la Consejería dice que “podrá”. Los tutores y tutoras, por ejemplo, “por carácter preceptivo (…) se reunirán individualmente (por eso lo de solos y solas) con los padres y madres del alumnado con conductas inadecuadas. Ahora bien, la Consejería “podrá dotar de educadores sociales……”. Esto no aclara mucho, mejor leed el decreto y a tentos al uso de los verbos cuando se habla del profesorado y de la Consejería.

  6. Vaya…me encuentro con 5 comentarios a cual más interesante. Vayamos por partes y me perdonáis el tono enumerativo, pero es que si no lo hago me lío.

    Juan Gómez: es precisamente esa costumbre de la que hablas la que creo que debemos perder, y muchísmas gracias por los inmerecidos piropos, porque lo de la serenidad…lo mismo no has visto todo el blog de este ciudadano contra la educación para la ciudadanía.

    Manolo: sabes, porque lo hablamos a menudo, que el único recurso que nos queda son las elecciones para romper esas ataduras… a ver qué pasa. Me encanta verte por aquí y por el blog de Juanmimen.

    Ángel: buenísima la anécdota nada anecdótica, estoy pensando escribir una experiencia mía con unos padres y la policía por medio, a ver si encuentro el momento y el tono. Y muchísimas gracias por tu acuerdo con Juan, simplemente me encuentro muy a gusto en este blog, serán las burbujas, jejeje.

    Juan Miguel: últimamente me tengo que amarrar de pies y brazos cuando empiezo a leer literatura legislativa sobre educación porque me entran unas convulsiones espectaculares. Muchísimas gracias por tus aportaciones porque completan fantásticamente bien el post, me han gustado mucho las preguntas y verás cuando este decreto sea la realidad cotidiana la que se va a liar, porque hay muchísimos profesores que aún no lo conocen. La observación sobre el tiempo de los vrbos me ha parecido fantástica y muy digna de un post, a ver si te animas porque a mí me ha prohibido el médico leerlo entero, de momento.

    Saludos a todos y muchas gracias, poco a poco este blog va encontrando su tono pese a que yo me empeñe en lo contrario, jeje.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s